Prevenir accidentes con niños en la calle y en el coche

prevenir accidentes con niños

Parece que nunca existen ojos suficientes en lo que respecta al cuidado de nuestros hijos. Incluso cuando estamos pendientes parece inevitable que los pequeños sufran algún accidente.

Por eso vamos a intentar que tengáis en cuenta algunas maneras efectivas para evitar esos problemas que pueden surgir para prevenir accidentes con los niños en la calle o en el coche. Eso sí, es importante que no os obsesionéis. Si estamos pendientes de lo que hacen, nada malo les podrá pasar a nuestros hijos.

Prevenir accidentes en el coche

Cuando vamos en el coche lo primero que debemos hacer es respetar siempre las normas de circulación y de seguridad vial, además de tener en cuenta algunos consejos para viajar con niños en un coche:

  • De 0 a 9 meses el niño siempre tendrá que estar sentado en una silla de seguridad en el asiento delantero, en sentido inverso a la marcha y sujeto además con el cinturón de seguridad.
  • Pasados los 9 meses y hasta los 3 años tendrá que ir sentado en su silla de coche en el asiento trasero y con el cinturón de seguridad siempre colocado.
  • De 3 a 12 años irá sentado en los asientos traseros con cojines elevadores (con respaldo especial para menores de 6 años) y con el cinturón de seguridad colocado.
  • Jamás se podrá llevar al niño en brazos en la parte delantera del coche, y por supuesto nunca de pie, o sin el cinturón de seguridad.
  • Los niños de 2 a 6 años siempre tendrán que ir sentados en los asientos de atrás.
  • Hay que enseñarle a nuestros hijos a que se bajen de los vehículos siempre por las puertas más próximas a la acera.
  • En el coche, los niños siempre irán sentados. No es el sitio más recomendable para ponerse a saltar y hay que hacérselo comprender.
  • También tenemos que recordar que es imprescindible usar el seguro para niños de las puertas traseras de los coches.

Prevenir accidentes en la calle

A estas edades, los niños quieren salir constantemente a la calle. Es necesario que en cualquier situación el niño comprenda la necesidad de tener cuidado al cruzar la calle para prevenir accidentes.

Ellos no son conscientes del peligro. Salen encantados a la calle con la idea de jugar. Por eso hay que enseñarles a cruzar los semáforos cuando estén en verde. Y a que mire hacia ambos lados, a cruzar siempre por la zona de los pasos de peatones con calma y mirando a ambos lados.

Enseña al niño a andar siempre por la acera, nunca por la calzada, prestando atención a las entradas y salidas de vehículos en los garajes.

Los niños también aprenden observando la forma en la que se comportan los mayores. Por eso es importante no infringir ninguna regla de tráfico delante de los más pequeños. Esto solo nos restaría autoridad moral.

También debemos enseñar a los niños que deben respetar a los animales de compañía, no provocarles ningún daño, no molestarles cuando corren o duermen. De este modo le estaremos enseñando a ser precavidos a los niños con animales que no conocen.

Seguramente, pronto tu hijo querrá aprender a montar en bicicleta o comenzará a usar los patines. Enséñale a utilizarlos y explícale lentamente la importancia de respetar las reglas de circulación cuando se va en bicicleta o sobre patines. Además de llevar cascos para protegerse.

Con estas simples reglas evitaremos más de un susto.

Vía | www.terra.es
Vía | www.elbebe.com
Vía | www.educacioninfantil.com
Foto | MShades