Remedios naturales contra la tos infantil

La tos infantil se puede aliviar, mejorar o eliminar mediante remedios naturales con diferentes ingredientes

Remedios naturales contra la tos infantil

Existen diferentes remedios naturales contra la tos infantil que conviene tener en cuenta, pronto llegará el otoño y comenzarán a hacer acto de presencia algunas de las enfermedades que acompañan al cambio de tiempo, resfriados, gripes y con ellas la tos.

La tos es un mecanismo defensivo del organismo por el que se intentan despejar las vías respiratorias, aunque también puede indicar la aparición de una inminente infección. Quizá la tos que más llama la atención es la denominada tos seca o tradicionalmente denominada “tos de perro”, se trata de una tos dura que suele preocupar, pues da la impresión de afectar seriamente al niño.

Dependiendo del tipo de afección y la tos producida, algunos remedios naturales contra la tos infantil son muy eficaces y conviene conocerlos. Éstos dependen del tipo de tos, son muchos los padres que al escuchar a sus hijos toser, buscan soluciones para hacerla desaparecer cuanto antes creyendo que es un problema, cuando en realidad la tos ayuda a expulsar las bacterias y las mucosidades que se encuentran alojadas en los pulmones. Por eso, ante la tos persistente, lo mejor es acudir al pediatra para que diagnostique las causas y valore el tratamiento más adecuado.

Junto al tratamiento, siempre se puede echar mano de los remedios naturales, especialmente por la noche, ya que es el momento del día en el que más se suele producir tos, impidiendo que el niño pueda descansar adecuadamente.

Estos remedios, además de aliviar la tos, son beneficiosos para la salud. Por ejemplo, para aliviar una tos blanda sería recomendable aplicar uno de los remedios tradicionales que utilizaban nuestras madres y abuelas, un trozo de cebolla bajo la almohada reduce la incidencia de la tos y permite descansar al niño. La explicación a este remedio es sencilla, se inhala la esencia desprendida de la cebolla cruda, esta contiene compuestos azufrados que facilitan la eliminación de la mucosidad.

Otro ejemplo sería preparar un jarabe casero de cebolla, se trata de un remedio bastante eficaz y actúa de forma similar al anterior, aunque con más intensidad. Está indicado para una tos más dura. Basta con trocear una cebolla y cocerla en un litro de agua durante un buen rato, después se cuela el contenido, se deja enfriar un poco y se moja un paño que colocaremos sobre el pecho del niño.

En este caso, la acción de alivio viene dada por dos motivos, el calor del paño provoca la dilatación de los bronquios y la acción de los compuestos azufrados que el pequeño inhala provocará la expulsión de las secreciones que estaban alojadas en los bronquios.

Seguramente más de un padre recordará cómo su madre le proporcionaba un vaso de agua caliente, zumo de limón y miel. En algunas ocasiones estos remedios son mano de santo, logrando suavizar la garganta y calmar la tos.

Existen muchos remedios naturales contra la tos infantil y muchos son aconsejados en tiendas de dietética, herboristerías, etc., pero lo mejor es siempre acudir al especialista para que nos proporcione el tratamiento más adecuado y nos aconseje sobre los diferentes remedios naturales que se pueden utilizar.

Más información | Consumer
Más información | Botanical
Más información | Saludalia
Foto | Greenland