Saber si un niño sufre depresión

Depresión infantil

Un interesante artículo del jefe de Servicio del Hospital Infantil del Niño Jesús nos proporciona las claves que nos permiten saber si un niño sufre depresión. Como sabemos, la depresión infantil ha aumentado durante los últimos años y las causas son varias, causas genéticas, presión psicológica, carencia afectiva, problemas familiares, vivir situaciones de estrés y ansiedad que provocan alteraciones emocionales… a diferencia de los adultos, los niños no expresan del mismo modo su estado y la depresión puede pasar inadvertida para los adultos haciendo que sufran sin comprender por qué, viviendo en una constante infelicidad.

Los niños no controlan sus emociones, y menos cuando la educación que reciben no es la correcta, Juan Casado indica que los niños a los que se les acostumbra a recibir todo lo que desean, son niños irritables que sufren rabietas, lloros e irritabilidad cuando en alguna ocasión no se salen con la suya. Esto puede provocar que en un corto plazo de tiempo las emociones negativas y la frustración provoquen la aparición de la depresión. Es interesante que los padres podamos conocer y saber si un niño sufre depresión a fin de poner remedio con la ayuda de los especialistas.

Parece que la educación es una de las claves para reducir el riesgo de que el niño sufra depresión, una educación en la que existan reglas de conducta que se combinen con el amor y el afecto, permite frenar la irritabilidad y las consecuentes rabietas, por tanto, también se logra modelar y mejorar el estado de ánimo. Un no es educativo, pero también es necesario que se comprenda y se acepte, la educación adecuada logra estabilidad emocional y previene la aparición de problemas psicológicos.

El entorno en el que vive el niño influye en la aparición de la depresión, los problemas familiares pueden provocar una carencia afectiva que desemboque en ella. Una enfermedad, la muerte de un familiar, la separación de los padres, los problemas económicos de la familia, etc., son algunas de las causas relacionadas. Por supuesto, existen otros motivos más graves, sufrir maltrato infantil, abusos o acoso psicológico, son motivos más que justificados para sufrir depresión infantil y que no deberían darse nunca.

Cómo saber si un niño sufre depresión puede ser una tarea complicada, ya que no sólo pueden existir motivos distintos, la edad del niño, la personalidad y los síntomas son diferentes. Sin embargo, algunos signos pueden advertirnos de que el niño está sufriendo un periodo depresivo, la pérdida de interés por jugar, por los amigos, por las cosas, una alteración en el apetito, la falta de ánimo, signos que si se alargan más de 15 días pueden vaticinar el diagnóstico de depresión.

Cuando se trata de niños menores de 6 años, los síntomas se reducen a dos principalmente, tristeza y pérdida de la capacidad por disfrutar de muchas cosas con las que un niño a esta edade disfruta, como por ejemplo los juguetes.

Según el especialista, es más fácil detectar la depresión a estas edades dado que la manifiestan con más facilidad, son niños muy llorones, irritables y negativos sin causas justificada, también se muestran muy pegados a sus progenitores siendo incapaces de separarse de ellos, como si buscaran remedio a su mal, pero sin saberlo.

La depresión infantil es mucho más complicada de lo que parece y es necesario contar con la ayuda de los especialistas, ellos proporcionarán las pautas de actuación exactas para prevenir o mejorar la salud del pequeño. Os recomendamos leer el artículo de la publicación digital El Mundo Salud, es muy interesante.

Foto: DMITRY BOKOV