Infección de orina en los niños

Infección de orina en los niños

Los niños también pueden padecer la infección de orina y nosotros tenemos que saber reconocer cuando la están padeciendo ya que ellos no son capaces de explicárnoslo.

Los síntomas característicos son:

Presentan una serie de efectos secundarios como vómitos, diarrea, orina con olor fuerte o de aspecto turbio incluso a veces teñida de rojo. Pero a veces la infección de orina en los niños se manifiesta con una ralentización en la evolución de la curva del peso del niño. Sensación de cansancio e irritabilidad, pérdida de apetito. La fiebre siempre está presente por lo que al acudir al pediatra puede pedir que le hagan la prueba del uro cultivo para descartar esta enfermedad.

Para el diagnóstico de infección de orina en los niños hay que recoger una muestra de orina y analizarla y cuando son pequeñitos no es fácil de hacer, en los lactantes se utilizan bolsas recolectoras de plástico estériles con un orificio para introducir los genitales y un borde adhesivo a la piel para sujetarla y esperar que el bebé orine. Cada media hora como mucho hay que cambiar la bolsita por una nueva por el riesgo de contaminación. Otros métodos son por medio de un catéter pinchando al niño en la vejiga por encima del pubis pero es un método más molesto al igual que el de utilizar una sonda a través de la uretra.

La aparición de la infección de orina en los niños muchas veces se debe a una mala higiene que permite el paso de microbios contenidos en las deposiciones al aparato urinario, al igual que los niños que padezcan de fimosis, tienen más tendencia a padecerla, la existencia de dermatitis, los baños prolongados y el uso de pañales son factores que influyen en su aparición.

Más información | www.salud.com
Foto| Vadim Ponomarenko