El baño del bebé

El baño del bebe

El baño del bebé es uno de los momentos en los que más se puede disfrutar con él, jugando y comunicándonos con el pequeño. Para bañar al bebé es importante tener en cuenta varias cosas, la primera y muy importante que la habitación donde se le bañe esté caldeada y sin corrientes ya que los bebés pierden el calor corporal enseguida. También es aconsejable bañarle a la misma hora todos los días para crear un hábito ya que para algunos bebés el baño es el previo de la hora de acostarse y les ayuda a dormir mejor.

Importante es tener a mano en el cambiador todo lo que se necesita para bañar al bebé ya que no hay que dejar sólo nunca al bebé en el agua, y una vez que tenemos la ropita y los accesorios listos, hay que preparar la bañera, con el agua a unos 37 grados aproximados, se puede utilizar un termómetro de baño para saber la temperatura del agua, aunque siempre antes de meter al niño introducir nuestra muñeca o codo que es una de las partes más sensibles del cuerpo y comprobar que no nos quema.

Una vez listo el baño del bebé, quitarle la ropita y el pañal y meterlo en la bañera sujetándole con los dos brazos uno de la base de la cabeza y otro del culito, y una vez dentro del agua soltamos el culito y utilizamos ese brazo para lavarle, siempre sujetando las cabecita y parte de la espalda.

Hay que lavar todo el cuerpo sin olvidar los pliegues de debajo de los brazos y el cuello, la última zona a lavar será la que cubre el pañal. Para lavarle la cabeza sujetarle la cabeza con el brazo debajo de su espalda y mójale la cabeza con la mano libre, no es necesario una gran cantidad de champú.

Para sacarlo hay que tener mucho cuidado ya que resbala al estar mojado, hay que cogerle de la misma manera que cuando le metimos en el baño, y envolverlo enseguida en la toalla, no hay que olvidar secar bien todo el cuerpecito en especial los pliegues del cuello, axilas e ingles ya que es donde más irritaciones se producen por el exceso de humedad. Y por ultimo aplicar una crema hidratante de bebés y volverlo a vestir y habremos acabado el baño del bebé.

Foto| Niccy