Los niños adoptados sabrán que son adoptados

Adopciones

Una iniciativa pionera en España obligará a los padres adoptivos a explicar a sus hijos que no son sus padres biológicos, los niños adoptados sabrán que son adoptados. Esta explicación será ofrecida en el momento en el que el niño adquiera la madurez suficiente como para comprenderlo, es decir, sobre los 12 años de edad. Así se indica en el borrador de la futura Ley del Libro II del Código Civil de Catalunya.

El nuevo proyecto de ley sigue las recomendaciones ofrecidas por la OMS (Organización Mundial de la Salud) y por diversos expertos que aseguran que es importante que un niño adoptado conozca de boca de sus padres adoptivos su condición. Catalunya pretende dar un cambio a la actual legislación en cuestiones de adopción, especialmente velando por los derechos de los niños.

En el borrador se contemplan diversos puntos que mejoran algunas cuestiones que rodean a las adopciones. Se pretende homologar la adopción internacional irregular a través de resolución judicial, también se agilizarán los tramites de adopción para aquellos niños que han sido declarados desamparados y a los que cuyos padres, se les ha retirado la patria potestad.

Remontémonos sólo unos pocos años atrás, la adopción entonces se consideraba como un tabú, los padres no informaban a sus hijos sobre su formación familiar creyendo que esto podía afectar a la buena relación entre padres e hijos así como al desarrollo adecuado del niño. Ahora los expertos indican que no revelar al niño su verdadero origen puede alterar su personalidad y aumentar la desconfianza para con sus padres adoptivos, y que siempre es preferible ir con la verdad por delante por dura que esta sea.

Catalunya se pone de este modo un paso por delante a la ley española que se aprobaba el año pasado y que obligaba a los padres adoptivos a revelar a sus hijos su condición cuando estos fueran mayores de edad, incluso a los niños que han sido fruto de la reproducción asistida. Los expertos aseguran que es fundamental conocer los verdaderos orígenes cuanto antes y siempre que lo permita la madurez, ya que de lo contrario, la salud emocional, la forma de ser y la felicidad se pueden ver seriamente afectadas.

Hay que decir que hay muchas opiniones en torno a esta cuestión, siempre habrá quien piense que desvelar a un niño que es adoptado no le beneficiará en nada. Cada persona es un mundo, y seguramente son los padres adoptivos los únicos que conocen a su hijo hasta el punto de saber lo qué es mejor para él, aunque siempre habrá dudas.

Lo que no debe existir es el egoísmo como padres y el miedo a decir la verdad. Esta puede ser una de las causas por las que se desordene la salud psicológica de un niño.

¿Qué opinas tú?, ¿se debe desvelar a un niño que es adoptado por obligación o porque él lo necesite?

Vía | El Confidencial
Más información | Guia Infantil
Foto: kolo5