¿Cómo me visto para una fiesta si estoy embarazada?

Las futuras mamás pueden encontrar tiendas especializadas que ofrecen vestidos de fiesta que se adaptan a los gustos y preferencias de las mujeres más exigentes.

Moda premamá de fiesta

El embarazo no impide llevar una vida normal y es lógico que una futura mamá pueda ser invitada a una ceremonia, un evento social o una fiesta. El dilema puede aparecer con el vestuario, con el vestido que se puede lucir acorde a la celebración y al estado de la gestación.

Como no hay una gran variedad de vestidos como en otros momentos de la vida de una mujer, puede ser complicado elegir un vestido de fiesta para embarazadas que además que se adapte a los gustos y exigencias de las futuras mamás, hay que tener en cuenta que los cambios del cuerpo hacen que las mujeres se vean de otro modo y sean más indecisas a la hora de elegir un modelo.

Se ensanchan las caderas, aumenta el volumen de los pechos, se pierde agilidad según el mes de embarazo… A pesar de que la oferta no es muy amplia, sí está diversificada y se pueden encontrar vestidos de fiesta que se ajusten al estado de cada mujer, dependiendo de lo que se quiere mostrar. Lo más importante para una mujer es sentirse radiante, lucir figura además de la barriga gestacional, por ello se puede elegir un vestido con corte imperial largo y con escote corazón, largo y con escote halter, de un sólo hombro, vestidos de fiesta cortos que se conjugan con diferentes escotes, con mangas o sin mangas, etc.

Muchas mujeres se decantan por los vestidos de corte imperial lisos, la razón es sencilla, se adaptan perfectamente a los diferentes tipos de cuerpos, el entallado se presenta por debajo del busto, por lo que no resulta molesto, la caída del vestido se inicia con la pronunciación de la barriga, otra ventaja es que se puede adquirir un vestido de este corte en cualquier tienda, simplemente hay que tener en cuenta que deberá ser una o dos tallas más grande para que quede bien.

Otra opción son los vestidos de corte princesa largos o cortos, son vestidos que resaltan el busto y disimulan la anchura de caderas, son holgados y muy cómodos de llevar. Un vestido sin mangas es cómodo de llevar pero siempre será agradecido incluir una chalina que le otorgará elegancia. Durante el embarazo es complicado poder acceder a todo tipo de estilos, algunos modelos son dificiles de llevar y no lucen.

En Pequelia hemos recomendado algunas tiendas y marcas que ofrecen vestidos festivos de todo tipo exclusivamente para futuras mamás, un ejemplo es Pas de Deux, una marca joven con una amplia colección de moda premamá. Otra tienda que recomendamos para comprar vestidos de fiesta para mujeres embarazadas es Mamás, marca que destaca por diseñar y confeccionar prendas de vestir acordes a los gustos y estilos de las futuras madres de hoy en día, la colección de prendas de diario o fiesta es muy amplia.