Desarrollo psicomotor

Adquirir habilidades

El desarrollo psicomotor es la adquisición de habilidades que los niños adquieren de forma progresiva desde que son bebés y durante toda la infancia. Este desarrollo se manifiesta con la maduración del sistema nervioso central, que le permitirá la interacción con su entorno.

Hay distintos procesos dentro del desarrollo psicomotor, por ejemplo el secuencial es el que permite adquirir capacidades siguiendo un orden, la primera ayudará a lograr la siguiente. El progresivo describe las capacidades que van adquiriendo complejidad a medida que se van adquiriendo funciones y el coordinado es el proceso en el que interactúan distintas capacidades para llevar a cabo una determinada habilidad.

El desarrollo psicomotor empieza en el vientre materno, desde la configuración del sistema nervioso a las tres semanas de la concepción, se extiende durante toda la infancia e incluso en la edad adulta. No hay tiempos que marquen cuándo se adquiere cada una de las secuencias del desarrollo, cada niño, su genética, su entorno o su temperamento, tienen mucho que ver en ello.

La adquisición de habilidades o desarrollo psicomotor empieza por la motricidad gruesa, la que permite realizar movimientos generales, después va la motricidad fina, que es el perfeccionamiento y la adquisición de habilidades más complejas. También se da el desarrollo sensorial, el desarrollo afectivo-social y el desarrollo cognitivo y del lenguaje, pero todos ellos los iremos viendo de forma individual.

Como padres, somos piezas fundamentales en el desarrollo psicomotor de nuestro hijo, es un proceso largo y continuo que podemos favorecer y estimular aunque ya tenga la predisposición genética.

Como decíamos, en el desarrollo de las personas no existen fechas ni el concepto de normalidad, pues cada una tiene su propio ritmo de maduración. No obstante, en caso de percibir alguna posible anomalía en el desarrollo de nuestro bebé, siempre debemos recurrir al pediatra y realizar las consultas que sean necesarias. Él nos indicará si sufre algún problema por el que no evoluciona de forma correcta o si su avance se encuentra dentro de los márgenes adecuados.

Vía |CUN