Owlet Baby Monitor, dispositivo que avisa si el bebé ha dejado de respirar

El Owlet Baby Monitor es la herramienta que todos los padres han esperado desde siempre, se trata de un dispositivo capaz de informar si el bebé ha dejado de respirar durante la noche. Que el niño deje de respirar y que nadie se de cuenta para poder hacer algo es un temor que comparten prácticamente todos los padres, sobre todo aquellos que viven por primera vez la experiencia de tener un bebé en sus vidas, por eso contar algo que ofrezca algo de tranquilidad al respecto es una gran noticia.

Hasta el momento lo que ofrecía el mercado son monitores de alta tecnología que permitían cierta vigilancia sobre el bebé cuando este se encuentra lejos de sus padres, los mismos permiten escucharlos o inclusive verlos, algo sumamente efectivo si el niño tiene algún problema, está llorando o necesita de sus padres, pero nada que nos indique que el bebé sigue respirando a ciencia cierta, por eso el Owlet Baby Monitor parece revolucionar las posibilidades a la hora de monitorear al recién nacido para seguridad de sus padres.

El invento ha sido desarrollado por un padre que tuvo como fuente de inspiración su propia preocupación al cuidar de su bebé. Se trata de un proyecto en el que han trabajado investigadores de la Universidad Brigham Young y se trata de un monitor en forma de pulsera que se coloca alrededor del pie del bebé como si se tratara de un calcetín, por eso es sumamente cómodo para el niño y no lo molesta para nada. Una vez colocado el aparato se encarga de monitorear la frecuencia cardíaca del niño y también sus niveles de oxígeno en sangre.

Si ocurre que el bebé que lleva puesto este dispositivo deja de respirar o que su frecuencia cardíaca tiene algún tipo de cambio el monitor se activa de forma inmediata enviando automáticamente una alerta al smartphone de los padres mediante wireless, para eso es necesario instalar una aplicación en el teléfono. Lo que permite esto es que inclusive cuando los padres se encuentren profundamente dormidos puedan ser despertados ante el alerta y acudir a ayudar a su bebé, algo que se espera, reducirá significativamente el Síndrome de muerte súbita infantil, opina su creador Jacob Colvin y su equipo.

“Nuestra esperanza es que les podamos dar a los padres el tiempo suficiente para reaccionar y ver que hay algo mal antes de que sea demasiado tarde”…“Si podemos escuchar a sólo una madre decir que hemos marcado la diferencia, será suficiente para nosotros”.

Vía | Gizmos
Foto |  Boy27wonder