La caca del bebé los primeros meses

caca del bebe los primeros meses

Es habitual que los bebés alimentados con biberón necesiten eliminar heces una vez al día para sentirse cómodos, al ser sus cacas mucho más grandes y más duras. A mayor tiempo en los intestinos, más duras se convertirán y más complicado será expulsarlas, esto le causará estreñimiento y dolor y el pequeño no parará de llorar.

El calostro puede actuar como laxante, lo que ayudará a empujar el meconio y la caca del bebe del organismo del recién nacido.

Cuando finalmente sube la leche, al cabo de unos tres días aproximadamente, las cacas del bebé progresivamente cambiarán a un amarillo vivo, o mostaza, y su olor será suave.

El paso al biberón

A lo largo de las primeras semanas, es normal que el bebé se haga caca durante o después de cada toma y será el mismo el que determine cuál será su propia rutina. Será habitual que el recién nacido haga las deposiciones prácticamente a la misma hora todos los días.

Si se ha tomado la decisión de cambiar de lecha materna a leche de biberón tendrá que hacerse de forma progresiva, al menos a lo largo de un periodo de dos semanas como mínimo.

Este tiempo le permite al aparato digestivo del bebé a adaptarse e impedir el estreñimiento, además de reducir el apuro de dolor e inflamación en el pecho de la madre. Cuando el bebé se haya adaptado al biberón, seguramente la rutina de las deposiciones será totalmente distinta.

Sin embargo, el cambio más grande que se producirá en las cacas del bebé cuando comience a tomar alimentos sólidos. En el momento en el que, por ejemplo se le de puré de zanahorias a un bebé, las heces que aparecerán en su pañal será de color naranja.

Las comidas sólidas

Sus cacas se volverán más consistentes y oscuras, pero lo peor será que el olor también cambiará, esta vez a peor. Cuando se le alimente con comidas ricas en fibra, estas aparecerán enteras en el pañal, ya que el tracto digestivo aún no está desarrollado como para digerirlos  de forma absoluta.

En cuanto a la aparición de diarrea en bebes, suele ser menos probable que un bebé alimentado a base de leche materna sufra diarrea, ya que esta ayuda a inhabilitar a los microorganismos que la provocan.

Sin embargo, los bebés alimentados con biberón tienen más posibilidades de contraer infecciones, por eso es tan importante esterilizar los biberones y las tetinas además de lavarse siempre muy bien las manos.

Vía | www.embarazada.com
Vía | www.cosasdebebes.es
Foto | brooklyn skinny