Aprender inglés como se aprende la lengua materna con Helen Doron

Que nuestros hijos aprendan inglés es casi un imperativo en el mundo actual. Ahora, con el método Helen Doren puedes hacer que éstos adquieran los conocimientos necesarios de manera natural, como si se tratase de su lengua materna.

helen doron

Hasta los seis años de edad, el cerebro de un niño es casi como una esponja que absorbe todos los conocimientos. Para los más pequeños, y a diferencia de los adultos, no parece haber límite en lo que a desarrollar sus capacidades se refiere. Es precisamente durante los primeros seis años de vida, por lo tanto, cuando podemos proporcionarles a nuestros hijos las mejores herramientas para aumentar su capacidad intelectual y la adquisición de conocimientos básicos. Entre todos estos conocimientos destaca el inglés. Enseñar inglés niños es, a día de hoy, uno de los requerimientos más importantes para formar futuros adultos que se puedan desenvolver sin problemas en el mundo.

El inglés hace aumentar las posibilidades de encontrar empleo, al mismo tiempo que nos confiere una mayor independencia a la hora de viajar. ¿Quieres que tus hijos se pierdan esa oportunidad? Evidentemente, cualquier padre o madre respondería que no. Sin embargo, muchas veces no tenemos tan claro qué método emplear a la hora de aprender inglés. Pues bien, si lo que quieres es una escuela inglés niños, no dejes de investigar todas las posibilidades. Nosotros te ofrecemos hoy un modelo actual y novedoso: los cursos de Helen Doron. Y es que el método Helen Doron Early English es cada vez más conocido en todo el mundo, sobre todo entre bebes y niños, ya que se basan en esas capacidades tempranas de las que hablamos.

En las escuelas Helen Doron los niños practican y aprenden el inglés en grupos muy reducidos, con el objetivo de aumentar la participación. Además, lo que se pretende es que los pequeños alumnos aprendan mientras se divierten, por ello todo se basa en juegos y actividades, donde los profesores aplican los refuerzos positivos para aumentar las ganas de seguir aprendiendo. Eso sí, sin olvidar las escuchas repetidas de palabras y frases para crear esquemas mentales que los niños asuman desde bien temprano.

De lo que se trata, a fin de cuentas, es de enseñar inglés del mismo modo que se enseña la lengua materna: de manera natural y agradable. Así, igual que nuestros hijos imitan sonidos y palabras hasta articular sus primeras frases, en las escuelas Helen Doron se hace exactamente lo mismo. De este modo se saca partido al enorme potencial que todos tenemos durante los primeros años de vida. Además, los niños aprenden con cuentos, canciones, música, tarjetas, historias… con lo cual nunca nos encontraremos con que nuestros hijos se aburren en clase.

Si quieres que tus hijos aprendan inglés desde bien pequeñitos, no dudes en asistir a una primera clase en las escuelas Helen Doron de manera totalmente gratuita: tienes centros en Cataluña, Andalucía, Murcia, Extremadura, Comunidad Valenciana, Galicia y La Rioja.