Capacidades lingüísticas de los bebés

Desarrollo infantil

Acabamos de conocer un estudio desarrollado por un grupo de investigadores alemanes del Instituto Max Planck para las Ciencias Cerebrales y Cognitivas Humanas, en el que se concluye que los bebés poseen capacidades lingüísticas superiores a las de los adultos. Los bebés incluso cuando sólo tienen tres meses de edad, pueden detectar en el lenguaje dependencias complejas entre las sílabas y aprenderlas de forma espontánea.

La investigación tenía por objetivo determinar la velocidad y facilidad con la que los bebés pueden aprender aspectos fundamentales del lenguaje, para ello se estudiaron los mecanismos cognitivos del aprendizaje lingüístico. De los resultados obtenidos se desprende que un bebé de tres meses de edad supera a un adulto cuando se trata de extraer las complejas reglas del lenguaje hablado, con ello se desmiente tajantemente que los adultos puedan poseer habilidades más sofisticadas a la hora de aprender idiomas. El estudio demuestra además la gran habilidad que poseen los bebés a la hora de aprender el lenguaje.

Pero ¿cómo se han llegado a estas conclusiones?, en el estudio, un grupo de bebés tenía que escuchar diferentes secuencias de silabas durante 20 minutos, paralelamente los investigadores, mediante un electroencefalograma, medían las respuestas cerebrales de cada uno de los bebés. Las sílabas tenían una particularidad, aparecían en parejas y una tercera sílaba se intercalaba. Uno de los investigadores explica que en la frase “el niño siempre sonríe”, la desinencia (una alteración de las palabras mediante fonemas) del tiempo verbal corresponde a la tercera persona “ie” que viene determinada por el sustantivo niño. Este tipo de dependencia es la que se reprodujo en el estudio, se combinaron por ejemplo “le” y “bu”, en secuencias como por ejemplo “le-wi-bu”.

También se introdujeron sílabas que no encajaban dando lugar a combinaciones como “le-wi-to”, los electroencefalogramas realizados mostraban que los niños detectaban esta infracción de la regla. Por otro lado, también se elevó el tono de alguna de las sílabas y según los especialistas, aquellos bebés que reaccionaban al cambio de tono eran más capaces de identificar la dependencia entre sílabas. Hay que tener en cuenta que se trata de algo innato, en el caso de los adultos, sólo son capaces de reaccionar ante las desviaciones fonéticas cuando se les indica que intenten reconocer la dependencia entre sílabas, algo que muestra la capacidad superior de los bebés.

El reconocimiento espontáneo y la capacidad de reconocer reglas del lenguaje se pierden en edad adulta. Por otro lado, según explican aquí, esta es una de las respuestas a por qué los niños tienen la capacidad de poder aprender el lenguaje con tanta rapidez a pesar de su corta edad. A pesar de estos resultados, será necesario esperar a nuevas investigaciones que ratifiquen los resultados presentados. Por otro lado habría que tener en cuenta los resultados de otros estudios que muestran una evolución y que al proceso cerebral se suman otros, recordemos el post Los bebés aprenden a hablar leyendo los labios. Puedes conocer más detalles del estudio a través de la revista científica PNAS.