Juguetes para niños discapacitados (II)

juguetes para niños discapacitados

Haremos una diferenciación entre los niños que sufren discapacidad auditiva, motora y visual, ya que a la hora de adaptar los juguetes para que puedan disfrutarlos de manera plena, y que además puedan desarrollar sus capacidades con ellos, cada una de estas discapacidades necesitará de un cuidado y atención específica.

Como os comentamos en su momento, estas adaptaciones de los juguetes para niños discapacitados deben estar siempre supervisadas por algún especialista para que puedan tener el efecto que deseamos en los pequeños.

La diversidad existente entre los grados y tipos de discapacidad no nos permite hablar de generalidades a la hora de seleccionar el tipo de juguete, pero sí nos puede orientar a la hora de elegirlo.

Niños con discapacidad auditiva

En este caso a la hora de seleccionar juguetes sonoros, es necesario que estos tengan incorporado el control de volumen y además, una opción para colocar auriculares y de este modo tener la posibilidad de que el niño pueda adaptarlo a su nivel auditivo.

Pero además del sonido, este tipo de juguetes debe ir acompañado de más cosas que puedan ser perceptibles por el pequeño, como luces, vibración, dibujos etc.

Otra cosa a tener en cuenta es que si el niño hace uso de algún tipo de audífono se deben evitar que surjan acoples con el sonido, por eso, siempre será necesario que un experto nos ayude en su regulación.

Como también comentamos en su momento, el desarrollo del niño con algún tipo de discapacidad debe ser, en lo posible, normal. Por este motivo no podemos privarle de la relación con otros niños. A la hora de realizar cambios en el juguete tendrá que hacerse de forma que pueda usarse simultáneamente con auriculares y sonido por el canal tradicional del juguete para que de esta manera se facilite el juego de todos los niños con y sin discapacidad sensorial.

También es necesario que se puedan adaptar transcribiendo los mensajes sonoros de forma escrita, para que el pequeño no pierda ninguna ventaja de las que el juego pueda ofrecer.

Niños con discapacidad motora

Los juguetes tendrán que tener la capacidad de moverse mediante técnicas motrices controladas por los niños.

Los botones deben ser grandes y de enorme accesibilidad para que puedan ser manejados y resulten cómodos de activar.

Los juguetes de sobremesa siempre estarán adaptados para que sus piezas no caigan y queden sin acceso para el niño, por eso tendrán que disponer de antideslizantes en la parte inferior.

Será más sencillo para el pequeño que no sea necesario efectuar movimientos simultáneos como presionar varias teclas a la vez, ya que esto podría frustrar al niño.

Como decíamos para adaptar los juguetes estos tendrá que estar sujetos de alguna manera para impedir movimientos no deseados a lo largo del juego, puede hacerse con imanes, pegamentos etc., además de incorporar elementos en relieve. Esto mismo se hará con los vestidos de las muñecas para facilitar su manejo.

En algunos juguetes será necesario colocar cuerdas o barras para que les resulte más sencillo arrastrarlos y manejarlos.

Otra opción es transformar las dimensiones de inicio del juguete como su anchura o su altura, de esta manera el acceso podrá realizarse de manera frontal.

Vía | www.gerenciasalud.com
Foto | alex_lee2001