Adenoides

Vegetaciones

Los adenoides, vegetaciones o amígdalas faríngeas, son dos masas de tejido linfático que se ubican en la nasofaringe, una porción nasal que se encuentra detrás de la nariz y por encima de una estructura de la boca denominada paladar blando, aunque resumiendo se podría decir que se trata del punto en el que se unen boca y nariz a nivel interno.

Los adenoides formarían entonces parte de las amígdalas, seguramente en más de una ocasión hemos escuchado que un niño ha sido operado de adenoides, aunque quizá hoy en día ya no es tan habitual. Los adenoides comienzan a crecer cuando el niño cuenta con 9 meses de vida y se mantiene el crecimiento hasta los 5 años, momento en el que en teoría deberían empezar a decrecer.

Pero puede ocurrir que los adenoides se hipertrofien y produzcan distintos problemas como la respiración bucal en lugar de nasal, mal aliento, ronquidos, etc., pero además hay que añadir que dependiendo del grado de afección, los adenoides pueden llegar a provocar apnea del sueño, un trastorno respiratorio que se caracteriza por la detención completa del flujo del aire hacia los pulmones. También se puede sufrir insuficiencia cardíaca o hipertensión pulmonar con lo que la salud del pequeño se degrada significativamente.

En la infancia se puede sufrir de hipertrofia de adenoides o adenoiditis, una inflamación de los adenoides causada por una infección, los síntomas más habituales serían mucosidad nasal, fiebre alta, problemas al tragar, voz ronca, etc. Los adenoides son más susceptibles de ser afectados por una infección debido a que son una de las primeras líneas de defensa que posee el organismo ante la entrada de gérmenes.

Por ello, el especialista se encarga de valorar el tamaño de los adenoides y si es necesario aconsejará la retirada del tejido mediante cirugía. Según los especialistas no es una operación complicada y en unas horas el niño puede volver a casa.

Si notas en tu hijo algunos de los síntomas antes descritos, será interesante que acudas al pediatra para que valore la posibilidad de visitar al otorrinolaringólogo, especialista que ofrecerá un mejor diagnóstico y consejo.

Más información | Tu Otro Médico
Foto: Mykola Velychko