Una ballena azul para los libros infantiles

Acercar a los niños al mundo de la lectura es una tarea que todos los padres deben ponerse en mente, es algo que los ayudará a formarse para el resto de sus vidas, convirtiéndolos en personas pensantes, con herramientas para elaborar sus propias vidas como ellos las prefieran. Cuando se aprecia la lectura desde niños todo de ahí en más es mucho más sencillo, partiendo del hecho de que el estudio posteriormente se da de una manera completamente natural.

No siempre es sencillo que los pequeños adopten hábitos saludables de lectura, para muchos sentarse a leer representa en lo inmediato dejar de hacer un montón de otras cosas que parecen mucho más dinámicas y divertidas, como salir a la calle, mirar la televisión o jugar a los juegos de video, por eso hay que demostrarles que los libros pueden ser muy divertidos.

Un buen libro puede conseguir que un niño nunca se aburra y para hacerlos mucho más atractivos a la mirada infantil, lo mejor es proponerles la lectura en un ambiente bien conseguido. Una excelente idea es la de preparar un cuarto de lectura en la casa con muebles infantiles que los estimulen a pasar tiempo en ese ambiente.

Un sillón cómodo para los niños, una alfombra sobre la cual recostarse, un puf para relajarse y sobre todo, un mueble que contenga los libros infantiles y que sea en si mismo un objeto peculiar al que los niños le tomen afecto, y un claro ejemplo de un mueble útil en ese aspecto es esta ballena azul como biblioteca.

Se trata de un gran mueble con forma de ballena sonriente, en la parte central se encuentra un gran espacio con estante que sirve para acomodar los libros en su interior, y lleva cuatro prácticas ruedas en su parte inferior para que se la pueda mover de un sitio a otro con total comodidad. Los libros de los niños nunca han estado mejor contenidos que en este mueble y no podemos dejar de mencionar que es en si mismo todo un juguete sobre el cual los pequeños pueden montar, sentarse y crear historias divertidas.

Los libros estimulan y potencian el desarrollo intelectual de cada niño, los ayuda a ser mas sociables y capaces, a ser creativos y a encontrar respuestas a todas sus dudas, a tener la certeza de que existe un mundo en el que las palabras pueden hacer que cualquier cosa sea completamente posible.

Vía | Spearmint Baby