Las guarderías infantiles y sus precios

Guardería o canguro

Siguiendo el hilo del post La educación infantil es muy cara, podemos hablar del problema de las guarderías infantiles y sus precios, y más ahora que nos azota una grave crisis económica.

Son muchas las familias en las que los dos progenitores trabajan para poder pagar todos los gastos del hogar, con un solo sueldo es prácticamente imposible cubrir todas las necesidades. La llegada de un nuevo miembro a la familia supone grandes cambios en todos los sentidos, pero hay algo que no cambia, la necesidad de trabajar de la pareja para poder seguir manteniendo el hogar. No nos centraremos en el permiso de paternidad o maternidad, ya que es una solución temporal.

Como dicen en A fin de mes, el modelo familiar ha cambiado significativamente y las guarderías infantiles son una de las alternativas viables para que los dos progenitores puedan trabajar. Evidentemente si se cuenta con los abuelos para cuidar a los niños sabemos que estarán bien atendidos y no les faltará de nada, sin embargo, son muchos los casos en los que no se cuenta con ayuda de nadie y forzosamente hay que recurrir a las guarderías infantiles.

Es evidente que no existe un modelo generalizado de conciliación laboral y familiar y la administración lo sabe, como única solución por el momento, se plantea el aumento de plazas de matriculación para niños con edades de entre 0 a 3 años, pero como sabemos, los proyectos de Gobierno tardan bastante en hacerse efectivos y este en concreto no se materializará hasta dentro de tres años.

Finalmente deberemos recurrir a una guardería privada o a una canguro si no hemos logrado obtener una plaza en la guardería pública que nos asignaría el ayuntamiento. Consumer nos proporciona una orientación sobre los precios de estos servicios y la gran disparidad que existe en ellos.

A media jornada, la diferencia económica es del doble entre una guardería pública y una privada, 145 euros al mes y 280 euros al mes respectivamente. Con respecto a la niñera el precio volvería a doblarse, unos 460 euros al mes. Si hablamos de jornada completa, existen pequeñas rebajas, deberíamos pagar 190 euros en las guarderías públicas y 375 euros en las privadas. Los canguros o niñeras doblarían nuevamente, 920 euros al mes. Resulta evidente que para unos padres mileuristas la última opción no compensa en absoluto, ya que se trabaja para mantener a la niñera.

A estos gastos se deben añadir otros más como el concepto de matrícula que se establece en una media de 100 euros y posiblemente podríamos incluir algunos gastos más. A pesar de que en Consumer nos proporcionan una pequeña lista con aspectos a favor y en contra de canguros y guarderías infantiles, en los tiempos en los que nos encontramos casi debemos olvidarnos de los canguros y más con los precios mostrados.

A continuación transcribimos los pros y contras que nos pueden ayudar a decidir si queremos Canguro o guardería:

A favor

Canguro o cuidador infantil
El trato hacia el niño es individualizado y lo recibe en un ambiente familiar y conocido.

La seguridad de que las pautas sobre alimentación, tiempo de siesta y juegos son seguidas por la canguro es muy alta.

Permanecer en casa evitará que el niño sufra enfermedades que se trasmiten por el contacto con otros niños.

La flexibilidad de horarios que puede proporcionar un cuidador es mucho mayor que la de una guardería.

Guardería

La guardería cubre todas las necesidades educativas básicas. Se vigila su desarrollo mental y físico.

Es esencial que el niño desarrolle su sociabilidad en contacto con otros niños. En la “guarde” hace amigos y aprende normas sociales.

El niño estará atendido por profesionales con formación en Educación Infantil.

Aunque el contacto con otros le hará desarrollar más enfermedades, su sistema inmune se hará más fuerte.

El precio puede ser un aspecto a favor, ya que las guarderías públicas son la opción más económica, seguidas de las privadas.

En contra:

Cuidador infantil

Encontrar y conservar un buen cuidador es difícil. Cambiar demasiado a menudo de canguro puede crear inestabilidad en el niño.

El coste económico es muy alto: 460 euros mensuales por media jornada y más de 900 si trabaja a jornada completa. El salario puede ser incluso mayor si la persona es titulada.

La sociabilización con otros niños es escasa, pero se puede paliar si el niño tiene familiares y amigos de la misma edad.

Los padres deben estar más pendientes del desarrollo mental y físico de su hijo, y de que el cuidador ayude a crecer al niño.

Guardería

El número de plazas para las guarderías públicas es escaso y las listas de espera para las privadas pueden ser muy largas.

Los horarios de las públicas son poco flexibles y a veces no cuadran con los que tienen algunas profesiones.

Si el niño tiene más de 37º de fiebre o tiene alguna enfermedad contagiosa las guarderías no se hacen cargo de ellos.

Los niños que van a la guardería se contagian de las enfermedades de sus compañeros, por lo que deberá pasar temporadas en casa.

En realidad hay mucho de qué hablar con respecto a este tema, no sólo está el aspecto económico, se puede hablar de la limpieza, la alimentación, la seguridad, la calidad de los educadores, el tipo de educación… estos y otros temas los trataremos en sucesivos post.

Foto: Pavel Losevsky