Picaduras de insectos (IV): Las arañas

Picadura de insectos (IV): La araña

Las picaduras de araña junto con la picadura de mosquito son las más habituales sobre todo en los niños, ya que las arañas son fáciles de encontrar tanto en casas como en el exterior.

Tipos de arañas hay miles, incluso las hay cuya picadura es mortal como la temida viuda negra, pero afortunadamente en España el tipo de arañas que existen son inofensivas con un tipo de efecto tóxico local, que se manifiesta con una ligera inflamación de la zona donde han picado, dolor variable y ocasionalmente aparición de ganglios.

Generalmente la mayoría de las picaduras que sufren los niños por arañas suelen ser cuando juegan en jardines o parques, o bien por la noche mientras duermen. No está de más capturar a la araña por si el niño sufriese algún tipo de reacción alérgica fuerte, de esta manera puede ser identificado el tipo de araña que le ha picado.

El cuidado que hay que tener en casa con el niño si ha sufrido una picadura de araña es el típico de cualquier picadura de insecto, lavar bien con agua y jabón, si se aplica durante un rato un trocito de hielo metido en un trapo el frio le calmará el dolor, y tomar algún antihistamínico para el dolor o Dalsy y Apiretal también ayuda.

Para prevenir que aparezcan arañas por casa:

  • Intentar mantener la casa limpia sobre todo en los rincones y zonas con poca luz.
  • No acumular cosas inservibles en el hogar ya que son los lugares preferidos de estos insectos.
  • Sacudir las ropas de cama y los zapatos y ropa a ponerse antes de usarla por si se hubiese metido alguna araña dentro.
  • Intentar no juntar camas y sillas a las paredes y mantener los percheros alejados de las paredes para que las arañas por la noche no caigan en el interior.
  • Estar atentos ante las obras de jardinería ya que al remover la tierra favorece que las arañas salgan y se introduzcan en el interior del hogar.
  • Utilizar plumeros para limpiar las partes altas de las habitaciones.
  • Revisar los juguetes del niño que hayan estado mucho tiempo almacenados en algún lugar oscuro como desvanes, sótanos o trasteros.

Vía | www.webdelbebe.com
Foto| Igor Stepovik