Tintes durante el embarazo

tinte durante el embarazo

La aplicación de tintes para el cabello durante el embarazo es un tema que despierta gran controversia entre profesionales de la salud. Sin embargo, con algunas precauciones, puedes realizarlo sin riesgo para tu bebe.

El contacto con productos químicos durante el embarazo puede provocar reacciones adversas en nuestro cuerpo y llegar al bebé, ocasionando grandes problemas. Los tintes convencionales poseían amoníaco en cantidades que podían afectar al feto. Por eso, durante mucho tiempo se ha prohibido a las mujeres embarazadas aplicarse tintes en el cabello, realizarse decoloraciones o permanentes. En la actualidad, existen algunos productos que son aptos para las futuras madres, sin embargo, siempre es mejor ser precavidas.

Por qué no debo teñirme durante el embarazo

En la actualidad, la mayoría de los tintes con los que se comercian tienen una dosis de amoníaco que no es absorbida por el cuero cabelludo y, por lo tanto, no llega al feto. Sin embargo, los obstetras suelen recomendar evitar el uso de tintes permanentes para el cabello que contengan amoníaco u oxidantes, especialmente, durante el primer trimestre de embarazo. Las primeras doce semanas de embarazo son las más importantes en el desarrollo del feto, ya que se forman los órganos principales y se desarrollan las funciones más importantes del organismo. Por eso, es recomendable evitar la exposición a cualquier elemento que pudiera resultar tóxico.

No existen estudios sobre el uso de decolorantes y los químicos utilizados para realizar permanentes, por lo que se desconocen los efectos que pudieran provocar en la salud del feto. Ante la duda, es conveniente no utilizarlos. No te realices decoloraciones, por lo que en esta etapa no podrás realizar cambios radicales de tonos o mantener colores muy artificiales. Procura no realizar tintes frecuentemente para evitar cualquier posible riesgo.

Cuándo es aconsejable hacerlo

Este tema despierta una gran controversia, ya que algunos médicos consideran peligrosa la aplicación de tintes en cualquier momento del embarazo, mientras que otros permiten realizarlo pasadas las 12 o 20 semanas. Será tu médico el que debe aprobar el producto que deseas utilizar o recomendarte el adecuado.

Existen algunos tintes a base de extractos vegetales (como las de Henna) que puede aplicarse; éstos generalmente se van con los lavados. Si bien tienen algunos químicos, son en poca cantidad y no actúan de forma permanente, por lo que no afecta al feto ni provocarán reacciones desfavorables.

Efectos colaterales de aplicar tintes en el embarazo

Debido a los cambios hormonales que se dan en este período, el cabello cambia su cuerpo habitual y pueden presentarse reacciones desfavorables ante los tintes, aunque nunca hayas tenido ningún problema. Si notas picazón, ardor o caída repentina de gran cantidad de cabello, consulta con tu médico para que te derive al profesional adecuado.

Foto | deanwissing