Uso adecuado de la televisión

uso adecuado de la tele

Los niños se pasan la mayor parte de su tiempo de ocio delante de la televisión. Podemos ofrecerles actividades alternativas como salir al parque, al cine, hacer manualidades, contar cuentos… pero al fin y al cabo después de realizar estas actividades volverán y pondrán la tele otra vez.

En otras ocasiones es una forma de tener a los niños entretenidos mientras limpiamos o tendemos la ropa y aunque no nos gusten mucho los contenidos, los toleramos porque “es lo que hay“. Pero nos corresponde a nosotros dar un uso adecuado a la televisión.

Desde aquí os vamos a proponer diversos consejos para que no sea la tele la que rija la vida en vuestro hogar.

  • Por debajo de los 6 años cuanto menos vean la televisión mejor. Como mucho una o dos horas diarias.
  • Cuando los niños sean pequeños será responsabilidad de los padres escoger los programas y a medida que vayan creciendo dejaremos que tomen ellos la decisión.
  • Intentar que vuestro hijo vea la tele en compañía vuestra, así conoceréis los contenidos de los programas.
  • Comentar todo aquello que salga en la pantalla susceptible de ser comentado y criticado. Anímale a que te pregunte por cualquier cosa que haya visto y no le haya quedado claro o por el contrario pregúntale tú para saber cómo ha entendido lo que ha estado viendo.
  • La televisión nunca quitará tiempo de otras actividades como dibujar, salidas al aire libre…
  • Evitar que los niños tengan una tele en su cuarto. Esta costumbre incentiva el aislamiento de nuestros hijos, provoca una adicción a la televisión y es contrario a la vida de familia.
  • Evitar que esté encendida cuando sea prescindible y sobre todo nunca estará en marcha a la hora de la comida y la cena.
  • Será conveniente tener un horario preestablecido para disfrutar de la tele.
  • Y recuerda siempre que los niños viven observando tu conducta, por tanto vigila tus propios hábitos televisivos.

Puede que no nos gusten del todo los contenidos. Y seguro que justo los que nos gustan se emiten cuando estamos fuera de casa. Tu gran aliado, el vídeo. Ahora, con la nuevas televisiones digitales, puedes grabar cualquier programa en la memoria de la tele o del aparato del TDT. Aprovéchate de esto y así podrán verlo tus hijos cuando llegue su rato de tele.

Foto: Jerine