Los bebés con irritaciones en la piel no deben ser bañados con jabón

Las irritaciones en el cuerpo del bebé son algo normal en la mayoría de los casos, dado que los pequeños tienen una piel mucho más fina y sensible que la de los adultos, y diferentes roces con la ropa, el pañal o alteraciones en la alimentación pueden provocarles brotes o erupciones.

Lo cierto es que el uso de cualquier jabón no indicado para pieles delicadas, cosmético o inclusive antibacterial utilizado durante el proceso de aseo diario en el bebé en zonas que presenten irritaciones tales como escaldaduras o sarpullidos pueden provocar lesiones aún más severas y complicaciones en la dermis, según han indicado los especialistas de la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (DIGEMID).

El motivo del daño extra en la piel de los pequeños es que los insumos de los cuales están hechos éstos productos de higiene pueden extender la irritación e inclusive ocasionar otros problemas dermatológicos en el cuerpo de los niños, siendo lo indicado en todos los casos una adecuada limpieza de las zonas afectadas con agua tibia, siendo ésto más que suficiente.

Se avisa además que es poco recomendable también el uso de cremas farmacológicas en el caso de pequeños con irritaciones en la piel ya que en cualquier caso todo tipo de medicación que se le vaya a aplicar debe ser recetada por su médico de cabecera.

Sobre los casos, indicaron:

“El sarpullido puede aparecer en la cara, brazos, piernas, axilas, piernas y entrepiernas del bebé, mientras que la escaldadura en la zonas de uso de pañal, provocando irritaciones y picazón que muchas veces es insoportable para los pequeños, lo que genera desesperación en sus padres, quienes tratan de controlar la molestia de cualquier manera recurriendo muchas veces a usar productos recomendados por personas que no están preparados para ello y que pueden ocasionar daños mayores a los engreídos de la casa”.

Como consejo agregaron:

“También es recomendable cortar las uñas a los bebés pues, ante la picazón, tienden a rascarse y eso puede extender el sarpullido a otras zona de su cuerpo, así como evitar el uso de ropa de material sintético. Se debe optar por ropa de algodón, con el fin de que se mantenga fresco y seco. Es importante además que sus prendas le queden sueltas y sean livianas, pues permitirán  la transpiración de la piel”.

Aquellos niños que no presenten irritaciones antes del baño también pueden verse comprometidos por el uso de jabón provocando erupciones, por lo que se recomienda evitar el uso de éstos productos por lo menos hasta pasado el año de vida.

Vía | rpp
Foto | Los Expertos