inicio Blog de papás Reflejo de prensión

Reflejo de prensión

| 3 de febrero de 2009Categorías: Desarrollo y crecimiento

Reflejos primarios de los bebés

El reflejo de prensión es uno de los reflejos del recién nacido, es un vestigio del pasado, cuando los primeros humanos presentaban gran cantidad de vello corporal y los bebés lo utilizaban para asirse al cuerpo de sus madres ante un posible peligro. Resulta curioso comprobar que las delicadas manos de un bebé puedan tener tanta fuerza para apretar un dedo llegando incluso a poder soportar todo su peso sin soltarse si lo levantáramos.

En la mayoría de ocasiones, cuando se habla del reflejo de prensión se habla de las manos del bebé, pero también hay que hablar de sus pies, ya que este reflejo también está presente en ellos. Cuando los dedos de los pies del bebé rozan una superficie, se puede comprobar que sus dedos se retraen como si se intentaran aferrar a algo, este es el signo más descriptivo del reflejo de prensión en los pies.

Poco a poco, a medida que el bebé evoluciona, el reflejo de prensión desaparece sustituyéndose por una nueva conducta con intención, esta conducta se desarrolla a medida que hacen acto de presencia la coordinación, la habilidad para coger cosas, para manipularlas, etc. El dominio de las manos y la intencionalidad terminan por eliminar al reflejo de prensión.

Durante el primer mes de vida, el reflejo de prensión está presente en todo momento y el bebé mantiene casi todo el tiempo el puño cerrado. En el segundo mes, el reflejo comienza a remitir y el bebé empieza a abrir más a menudo sus manos. Es en el tercer mes cuando se inicia el verdadero cambio en el que este reflejo primario empieza a remitir, el bebé ya es capaz de sujetar un objeto sin necesidad de utilizar una gran fuerza como ocurría con el reflejo de prensión.

En el cuarto mes el bebé descubre sus manos, se las lleva a la boca, las chupa, las conductas con intención son cada vez más acentuadas. La maduración y desarrollo del cerebro permiten que durante el quinto mes el bebé empiece a estirar las manos intentando tocar los objetos, aunque todavía no ha adquirido plena percepción de las distancias y le cuesta un poco tocarlos.

El periodo de transición del quinto al sexto mes es significativo, el bebé ya puede coger determinados objetos con una sola mano, este hecho representará un gran avance, y en el séptimo mes será capaz de coger dos objetos distintos a la vez, ya que el enfoque visual, la coordinación y la intención se han acentuado notablemente.

En el octavo mes el bebé no sólo habrá aprendido a coger objetos, también a soltarlos voluntariamente dejándolos caer, se trata de una acción necesaria y relacionada con la coordinación de los movimientos.

Como podemos comprobar, la existencia del periodo del reflejo de prensión es muy breve pero es necesario ante la falta de coordinación, intencionalidad o enfoque visual, forma parte de los mecanismos puestos en funcionamiento por el organismo para intentar garantizar la supervivencia del bebé en las primeras semanas y para permitir que el recién nacido adquiera poco a poco las habilidades controladas voluntariamente.

Más información | Bebe Shopping
Foto | StockArt

MÁS ARTÍCULOS EN EL BLOG DE PAPÁS

Reflejo de prensión (1)

1
Las manos de los bebés | 9-7-2009 a las 7:27 am #

[...] la muñeca, la palma, el pulgar y el resto de los dedos. Ahora domina con total perfección la pinza, agarra pequeños objetos con los dedos pulgar e índice, manipula las cosas de manera voluntaria y [...]

TU OPINIÓN SOBRE "Reflejo de prensión"