Fontanelas

Cráneo del bebé

Las fontanelas son el espacio que hay entre las suturas (tejido fibroso y elástico) de las placas óseas del cráneo que tienen los bebés cuando nacen y que con el tiempo se endurecen uniendo firmemente los huesos que forman una cavidad sólida que protege al cerebro y sostiene las estructuras de la cabeza.

Las fontanelas cumplen un papel muy importante, gracias a ellas el cráneo del bebé se adapta para que llegado el momento del nacimiento, la cabecita pueda pasar por el canal del parto protegiendo siempre el cerebro del bebé. También permiten que éste tenga espacio suficiente para desarrollarse. También es uno de los medios por el que los pediatras comprueban el adecuado crecimiento y desarrollo de los niños.

El cráneo del bebé tiene seis fontanelas, las dos que más se aprecian son la fontanela anterior o mayor, situada en la parte más alta de la cabeza, entre el frontal y los parietales y con forma de rombo, y la fontanela posterior o lamboidea, situada sobre la nuca, entre los parietales y el hueso occipital, ésta tiene forma de triángulo.

Las fontanelas deben ser planas y firmes, en el caso de que se apreciaran fontanelas abultadas o protuberantes, podría indicar que el bebé sufre un aumento de presión intracraneal. También el caso contrario es señal de alerta, si las fontanelas están hundidas pueden indicar una posible deshidratación. En cualquier caso, no conviene presionarlas, pues es peligroso. Si percibes cualquier cambio en las fontanelas de tu bebé antes que el especialista, no dudes en llevarlo a consulta.

Sobre cuándo se cierran las fontanelas, es decir, se endurecen y osifican formando un cráneo completo, la más pequeña que es la posterior puede cerrarse entre el segundo y el sexto mes del bebé, mientras que la fontanela mayor tendrá tiempo entre los nueve y los 18 meses de edad del pequeño.

No obstante, también puede darse un trastorno que provoca el cierre prematuro de las fontanelas, se llama craneosinostosis, e impide que el cerebro del bebé se desarrolle completamente. Sobre este problema hablaremos en breve.

Foto | NLM