Bebé bajando unas escaleras

Posiblemente pocas personas se habrían imaginado la forma tan particular que tiene el bebé que aparece en el vídeo para bajar las escaleras, sin ayuda de nadie y con una gran rapidez. La verdad es que resulta difícil imaginarse a un bebé bajando unas escaleras, en lo primero que podemos pensar es en un accidente doméstico, aunque este no es el caso.

Claro, que para ello existen varios condicionantes, la valentía del bebé, el equilibrio, el control de movimientos, o que las escaleras estén enmoquetadas, lo que facilita el deslizamiento. No nos extraña que los padres se rían con la peculiar forma de bajar y parece que no piensan en la seguridad, el bebé utiliza las escaleras como si fuera un gran tobogán y con la prudencia de hacerlo mirando hacia ellas para poder mantener el control.

El vídeo del bebé bajando unas escaleras causa gran expectación y furor en la red, se subió a YouTube hace una semana y ya cuenta con más de 1.600.000 visitas, seguro que os sorprenderá tanto como a nosotros.