Beneficios de usar faja durante el embarazo

Todas las futuras mamás pasan por un período de cambios y modificaciones en su cuerpo durante el proceso de embarazo y gestación, muchos de esos numerosos cambios pueden ser sumamente incómodos y molestos, sobre todo los relacionados al crecimiento del vientre.

Según va avanzando el embarazo y la tripa crece es muy frecuente que las mujeres comiencen a sentir fuertes dolores de espalda en la zona lumbar sobre todo, además de la zona de la pelvis, dado que la presión que ejerce el peso sobre toda esa zona puede ser demasiada, mucho más si la mujer es de contextura chica.

Muchas futuras mamás se preguntan entonces sobre los beneficios de usar faja durante el embarazo, contrario a lo que se cree usarlas antes de dar a luz no es negativo, pero siempre haciendo referencia al hecho de que deben usarse solamente aquellas específicamente diseñadas para el embarazo, no puede usarse cualquiera, ni acaso las reductoras post-parto.

Si se utiliza la faja adecuada no existe ninguna repercusión sobre el embarazo o el bebé, y entre los beneficios de usar faja durante el embarazo encontramos que puede ayudar a aliviar notoriamente la molesta sensación de peso en la parte baja del abdomen y el dolor de espalda tanto al andar, como al sentarse o al pararse.

Entre los beneficios de usar faja durante el embarazo destaca el hecho de que ayudan a reducir la compresión que ejerce el bebé sobre el pubis y la zona pélvica, siendo el momento perfecto para comenzar a usarla entre las 25 y 30 semanas de embarazo, que es el tiempo en el que comienzan a aparecen las primeras molestias fuertes.

La mujer debe elegir a conciencia la faja indicada para su embarazo, con medidas que sean acordes a su talla y su medida, dado que no deben comprimir demasiado y tienen que permitir respirar hondo y sentarse sin ningún tipo de dificultad o esfuerzo durante el proceso, amoldándose al cuerpo y generando solamente beneficios y alivio.

Vía | Charhadas
Foto | Exclusivas iglesias