Dermatitis y sarpullido en el cuerpo del bebé


También conocidas como escaldaduras, la dermatitis y sarpullido en el cuerpo del bebé, sobre todo cuando es un recién nacido pueden convertirse en un serio problema si no se atienden a tiempo, por eso hay que tener en cuenta algunos criterios para cuidar su piel.

La dermatitis y sarpullido en el cuerpo del bebé se presenta generalmente cuando el bebé comienza a comer alimentos sólidos y generalmente se localiza en el abdomen, en la entrepierna, los genitales, el ano y las nalgas, y dependiendo del grado de evolución es que se puede curar en unos pocos días o en varios.

Contra la dermatitis y sarpullido en el cuerpo del bebé es necesario utilizar cremas hidratantes que contengan óxido de zinc que actúa como un manto protector cuando se coloca sobre el cuerpo del niño, además contienen vitaminas A y D, que son completamente fundamentales para la regeneración de la piel.

Es completamente necesario evitar el uso de jabones irritantes, que sean demasiado perfumados o alcalinos, ya que la piel delicada del niño se puede ver perjudicada, y es importante contemplar que el bebé recién nacido debe usar prendas de algodón, y la ropa nueva debe ser lavada antes de que la use, así también como las toallas, los baberos, las sabanas y las cobijas, entre otras cosas.

La dermatitis y sarpullido en el cuerpo del bebé se puede evitar con el uso de un buen pañal desechable que sea cambiado con regularidad, ya que si son muy absorventes disminuyen notablemente la humedad y permiten que la piel quede más ventilada que con el uso de pañales de algodón.

Es importante mantener siempre limpio y seco el cuerpo del bebé, es importante que en los días cálidos el pequeño pueda permanecer algún tiempo sin pañal para ayudar a la piel a que se refresque y se cure por si sola, sin el calor y la humedad que propone generalmente el pañal.

Vía |  Chiquimania
Foto | Blog de Farmacia