Meconio

Recién nacido

El meconio son las primeras heces del bebé después de nacer, esta deposición muestra un color y una textura diferente al resto de deposiciones, es viscosa, espesa y de color verdoso bastante oscuro. Lo habitual es que el bebé expulse estas heces en las primeras 24-48 horas después del parto. De no hacerlo el bebé podría tener algun problema intestinal, como el megacolon congénito o Hirschsprung.

El meconio está compuesto por líquido amniótico, células desprendidas de la piel y del tracto intestinal, moco, bilis y el vello que recubre el cuerpo del bebé conocido como lanugo. Esto se debe a que durante la gestación, el bebé traga líquido amniótico que va acompañado de todos estos componentes.

Una vez que el futuro bebé lo ha ingerido estando en el vientre materno, mientras el líquido amniótico es absorbido y liberado cuando orina, el resto de componentes pasa al intestino. Por decirlo de alguna manera, el bebé actúa a modo de filtro para mantener el líquido amniótico claro y limpio.

Hay casos o complicaciones durante el embarazo que pueden ser provocadas por el meconio, sucede si éste es expulsado cuando el bebé de encuentra en el vientre materno. Es un grave problema, ya que si el meconio pasa al líquido amniótico el bebé lo respirará llegando a sus pulmones y provocando un trastorno respiratorio, es lo que se conoce por aspiración del meconio, y sobre ello hablaremos en breve con mayor profundidad.

En caso de que se aprecie al romper aguas que el bebé ha expulsado el meconio, es necesario acelerar el parto, incluso puede llegar a practicarse una cesárea hacer un rápido control del bebé para evitar o subsanar los problemas que derivan de la aspiración del meconio.

Más información | Medline Plus
Foto | Gaby Kooijman