Aspirador nasal para limpiar la nariz del bebé

Los bebés son siempre propensos a sufrir alergias y congestiones que pueden obstruirles las vías aereas con mocos afectando su correcta respiración y provocándoles incomodidad, complicaciones para dormir y relajarse, entre otras cosas, ya que se sienten sumamente fastidiosos ante ese cuadro.

Los padres pueden aliviar esa situación utilizando un aspirador nasal para limpiar la nariz del bebé, ya que estos elementos con forma de pera y realizados en goma, pueden utilizarse para quitar todas las secreciones cuando la nariz del pequeños se encuentre congestionada. Si la mucosidad del niño se presenta espesa y pegajoda también se puede utilizar unas gotas de solución fisiológica previamente para ablandarlas y quitarlas con mayor facilidad.

A la hora de usar un aspirador nasal para limpiar la nariz del bebé lo primero que hay que hacer es recostar al niño sobre la falda con la cabeza elevada y las piernas flexionadas hacia la panza, durante el proceso es importante que se le hable para que el pequeño se sienta seguro y tranquilo, con confianza para evitar movimientos bruscos, llantos o rabietas, para que todo el proceso sea exitoso.

Cuando se usa el aspirador nasal para limpiar la nariz del bebé se toma la perita y se aprieta en la mano para generar un vacío, es importante recordar siempre que éste paso no debe hacerse nunca dentro de la nariz del niño, ya que puede lastimarlo. Una vez generado el vacío se coloca en el orificio nasal y poco a poco se suelta la goma para que comience a aspirar.

Cuando la perita ya este llena se retira el aspirador y sobre una servilleta de papel o similar se aprieta la goma para sacar el contenido de su interior, expulsando la mucosidad recolectada en el proceso, luego de esto se limpia la parte externa del aspirador nasal y se repite el proceso de ser necesario hasta quitar todo lo posible, haciendo lo mismo con el otro orificio.

Una vez que se consiga haber limpiado la nariz del niño éste se sentirá mucho más cómodo y tranquilo, la operación puede repetirse al día siguiente en el caso de que el pequeño siga congestionado y se vuelva a formar mucosidad en sus vías nasales, es importante ayudarlo a respirar mejor.

Vía | babysitio
Foto | mundo bebé