Ser madre a partir de los 45 años de edad

Gestación

Una de cada tres mujeres españolas considera que puede ser madre a partir de los 45 años de edad, esta es una de las conclusiones que se desprende de un estudio realizado por Clearblue bajo el título “El reloj biológico de la Mujer”. Es una percepción errónea, dado que a mayor retraso de la activación del reloj biológico, peor será la calidad de los óvulos y en consecuencia, mayores las complicaciones del embarazo. Algunos expertos en fertilidad como la doctora Victoria Verdú, puntualizan además que a partir de los 45 años la cantidad de óvulos producidos es muy reducida.

El reloj biológico tiene una duración natural y se pretende prolongar en exceso, por lo que al ser madre a partir de los 45 años de edad, se incrementan significativamente los riesgos de anomalías cromosómicas. Claro, que las técnicas de fertilización actuales superan estos problemas gracias a los óvulos donados que pertenecen a mujeres jóvenes en edad fértil, pero no son óvulos propios. Por ello, se anima a las parejas a que tengan un hijo antes de que avance el tiempo en el reloj biológico y se tenga que recurrir a otros procedimientos para el embarazo.

Del estudio El reloj biológico de la Mujer que hemos conocido a través de la publicación digital ABC, se desprenden más datos, ocho de cada diez mujeres con edades comprendidas entre los 30 y los 40 años desean tener un hijo, esto es debido a que a partir de los 30 años, el reloj biológico de la mujer se encuentra en pleno apogeo sonando con mucha intensidad, sin embargo y como decíamos, se pospone el embarazo por varios motivos.

El estudio ha tomado como referencia los datos obtenidos de las encuestas realizadas a 1.500 mujeres con edades comprendidas entre los 20 y los 50 años. Una cuarta parte de estas mujeres manifestaban querer tener un hijo en los próximos 2 o 3 años pero de ellas, el 75% reconocen que todavía no se han puesto manos a la obra para la concepción (quizá esperen a que pase la crisis económica o que se vuelva a ofrecer el cheque bebé).

Sorprende que, a pesar de toda la información facilitada sobre los riesgos de ser madre a edad avanzada, se siga teniendo la percepción de que aún hay tiempo de ser madre a partir de los 45 años de edad. Sería interesante retomar la lectura del post Ser madre a los 40: Riesgos para la mujer, otro post al respecto también interesante es Embarazo tardío, cuerpo, mente y espíritu. Por otro lado, en el estudio se concluye también que tres de cada cuatro mujeres sitúan la edad mínima del embarazo por debajo de los 25 años, sin embargo, y como ya hemos mencionado, se prolonga la concepción hasta el límite.

Otro dato curioso y que quizá podría considerarse algo machista, es la decisión de la concepción, cuando a un hombre se le activa el reloj biológico y le pide a su pareja tener un bebé, casi ninguna mujer se niega. En el caso contrario, cuando es la mujer la que se lo pide al hombre, un 25% pide esperar un poco y un 5% se niega. Otro punto destacado del estudio es la decisión de ser padres, en la mayoría de ocasiones es la mujer la que da el primer paso y desea la concepción, sólo un 3% de las mujeres no termina proponiéndoselo a su pareja.

Parece ser que el entorno social y las amistades o la familia influye a la hora de tener un hijo, según los datos de la encuesta, una de cada cuatro mujeres ha recibido consejos de las fuentes citadas para que retrasen el embarazo, claro que esto es algo coherente ante el panorama de crisis económica que se vive en la actualidad. Sin embargo, el reloj biológico tira con fuerza y la mitad de las encuestadas (madres) ha reconocido que decidieron la concepción a pesar de tener una situación económica ajustada.

Hay mucho que desgranar del estudio, cada punto y cada conclusión invitan a preparar un post y realizar una reflexión sobre las respuestas, la edad, la situación profesional, la economía, la influencia del entorno, los avances médicos… de todo ello vamos a hablar próximamente.

Foto | Torsten Mangner