inicio Blog de papás La dureza de los orfanatos alemanes

La dureza de los orfanatos alemanes

| 13 de diciembre de 2010Categorías: Videos y utilidades

Orfanatos

Una noticia publicada en la edición digital El País, nos habla de la dureza de los orfanatos alemanes desde la década de los 50 hasta la década de los 70 del siglo XX. Al parecer, la forma de educar en estos centros se conocía como pedagogía negra, un sistema educativo basado en conceptos como la disciplina exacerbada o que los adultos son una especie de “dioses” que hacen y deshacen, se vetan los sentimientos de los niños y se intenta eliminar la voluntad de éstos a través de diferentes métodos, palizas, aislamientos en cuartos sin ventanas como si fueran áreas de aislamiento de una cárcel, escarmientos humillantes y denigrantes que sin duda debían marcas psicológicamente a los niños.

La dureza de los orfanatos alemanes la sufrieron miles de niños, además de los tratos mencionados, tuvieron que trabajar duro para poder autofinanciar los centros. Ahora sale a la luz un informe en el que se estima que al menos 50.000 menores sufrieron abusos sexuales, palizas y humillaciones, pero dadas las condiciones de estos orfanatos, posiblemente la cifra se elevaría significativamente si todos los que vivieron su infancia en uno de estos centros hablasen…

Se supone que tras la II Guerra Mundial, la Alemania nazi se transformó en un estado democrático, es evidente que los efectos de la postguerra se hicieron notar durante años, pero lo que se refleja en el informe parece algo propio de un campo de concentración. Al parecer, en el año 2005 la Comisión de Peticiones del Parlamento Federal de Alemania escuchó el testimonio de varias decenas de víctimas del trato sufrido años atrás en los orfanatos infantiles alemanes, a estos testimonios contestaba la Conferencia Episcopal alemana y las iglesias evangélicas del país indicando que se trataban de casos lamentables y aislados. Lógica la respuesta teniendo en cuenta que eran responsables de una buena parte de estos orfanatos.

No hay que ir a Alemania para saber cómo actuaba la iglesia en materia de educación, no diremos todos, pero muchos curas tenían a mano una fusta con la que pegar a los niños, los castigos exagerados y la mano dura predominaban, se aprendía a la fuerza y sin los actuales métodos pedagógicos, no se potenciaba la creatividad y mucho menos se permitía opinar. Volviendo a Alemania, en el año 2008 se instituyó una mesa redonda para analizar los abusos y el trato proferido por los orfanatos alemanes, los informes se van a presentar hoy en Berlín. De momento podemos saber que se ha reconocido que el trato recibido por los niños seguía una pauta establecida y no eran actos al azar. Ni el estado, ni las iglesias se hicieron cargo de los pequeños debidamente, ni los formaron, ni los atendieron y mucho menos recibieron el amparo que necesitaban por su situación.

Es un caso que demuestra el fracaso del sistema en aquellos años y la carencia de solidaridad y ayuda social, pero como decíamos antes, este tipo de hechos no son exclusivos de Alemania, en otros países también se ha proferido un trato lamentable a los niños de los orfanatos, no hay que remontarse mucho en el tiempo, basta con recordar el reportaje bajo el título Las habitaciones de la muerte que nos mostraban el trato que recibían los niños en los orfanatos chinos.

Ahora las víctimas alemanas de antaño hablan y muestran al mundo la dureza de los orfanatos alemanes, sus vivencias, sus experiencias y la cadena de maltratos y abusos a los que fueron sometidos, a los educadores se les han considerado sádicos y pederastas (muchos de ellos pertenecían a la Iglesia Católica). Cómo en cualquier polémica han aparecido personas que manifiestan su indignación e indican que se trata simplemente de un ataque al estado y la Iglesia… eso no se lo cree nadie, no se trata de una postura antirreligiosa, recordemos cuantos casos de abusos sexuales y maltrato proferido por miembros de la iglesia han salido a la luz durante los últimos años.

Pronto conoceremos la dirección que toma el tema tras la presentación de los informes, pero hasta el momento, os transcribimos parte del artículo de El País:

La Iglesia católica de Estados Unidos ha pagado más de 1.450 millones de euros a víctimas de abusos sexuales de sacerdotes de sus congregaciones. La mayoría en acuerdos extrajudiciales.

La situación es tan grave que en 2009 siete diócesis -Portland (Oregón), San Diego (California), Tucson (Arizona), Spokane (Washington), Davenport (Iowa), Fairbanks (Alaska) y Wilmington (Delaware)- se declararon en suspensión de pagos para eludir las indemnizaciones millonarias.

-Una de las cantidades más sustanciosas se acordó en 2007, cuando la archidiócesis de Los Ángeles firmó un acuerdo extrajudicial por el que se comprometía a pagar 660 millones de dólares (478 millones de euros) a 500 víctimas de abusos por parte de sacerdotes de esa congregación.

¿Ocurrirá algo similar en Alemania, callará la Iglesia o el Estado a los afectados a golpe de talonario?

Foto | MicGloWal

MÁS ARTÍCULOS EN EL BLOG DE PAPÁS

La dureza de los orfanatos alemanes (0)

No hay ningún comentario aún, ¡Sé el primero en comentar!

TU OPINIÓN SOBRE "La dureza de los orfanatos alemanes"