Factores de riesgo en el embarazo (I)

Gestación

Se pueden enumerar un gran conjunto de factores de riesgo en el embarazo, dependiendo de los factores, estos pueden alterar el desarrollo de las semanas del embarazo en cualquier momento. De forma resumida vamos a hablar de algunos de estos riesgos, información que posiblemente resultará muy valiosa para las futuras madres.

En términos generales se pueden considerar factores de riesgo en el embarazo los antecedentes de preeclampsia o eclampsia, en el primer caso es una complicación caracterizada por una subida de tensión que resulta peligrosa para madre e hijo, aunque se desarrolla al principio del embarazo, no muestra sus síntomas hasta el segundo o tercer trimestre de la gestación. La eclampsia, es un factor de riesgo que se desarrolla a partir del quinto mes del embarazo y que se manifiesta especialmente durante las últimas semanas. Se considera a la eclampsia una forma agresiva de la preeclampsia.

Otros factores de riesgo conocidos por la mayoría de las futuras madres son los hábitos poco saludables como pueden ser el tabaco o el alcohol, en el caso del tabaco, sería interesante leer el post Síndrome de abstinencia neonatal a la nicotina a fin de poder comprender como el tabaco puede afectar al futuro bebé a pesar de las defensas con las que cuenta. Con respecto al alcohol, son muchos los estudios que muestran los problemas y enfermedades en el feto por la ingesta de alcohol durante el embarazo. Como ejemplo será interesante leer el post El alcohol durante el embarazo, El alcohol durante el embarazo causaría epilepsia en los bebés o tomar alcohol durante el embarazo, afecta al esperma de los hijos. Personalmente os recomendamos una lectura muy interesante que nos habla sobre el Síndrome alcohólico fetal (SAF), sus consecuencias son fatales para los futuros bebés.

Otro de los factores de riesgo en el embarazo es la edad, el riesgo se incrementa entre las niñas menores de 14 años y las mujeres mayores de 35 años. Lamentablemente y a pesar de ser un riesgo, en España aumenta el número de embarazos infantiles, niñas cuyo organismo no está totalmente preparado para el maravilloso acontecimiento. El embarazo a partir de los 35 años incrementa las posibilidades de malformaciones en los fetos y se incrementa el riesgo de sufrir pleeclampsia, también es mayor el número de abortos y los partos por cesárea.

Los embarazos múltiples son otro de los factores de riesgo, es cuando en el útero se desarrollan dos o más fetos, el riesgo de parto de bebés prematuros o embarazo monocoriónico (del que hablaremos en breve) es mayor. También se incrementa el riesgo de muerte fetal intrauterina de uno de los fetos y diversas complicaciones que se deben abordar en profundidad. Algunas enfermedades sufridas antes del embarazo por la futura mamá también se enmarcan en los factores de riesgo en el embarazo, la obesidad, las dietas poco saludables, padecer diabetes o hipertensión arterial en el embarazo, problema que afecta hasta a un 10% de las futuras mamás y que está asociado al riesgo de padecer problemas cardíacos, renales o cerebrales.

También hay que citar la dieta y los alimentos que se toman durante las semanas del embarazo, pueden ser motivo de complicación alimentos como los grandes pescados por presentar un alto contenido en metilmercurio, es un tema del que hablamos en su momento en el post Pescado en el embarazo.

Haber tenido un hijo anteriormente con alguna malformación también aumenta el riesgo de que el embarazo actual tenga un desenlace no esperado, en estos casos, lo mejor es recurrir al diagnóstico genético preimplantacional, técnica con la que se ha logrado eludir enfermedades hereditarias y malformaciones en los futuros bebés. Hablábamos de la obesidad como un factor de riesgo, pero también lo es el peso reducido, un peso superior a 90 kilos o un peso inferior a 45 kilos que no sea acorde a la talla de la madre, suma complicaciones tanto para el bebé como para la madre. Tener un segundo embarazo antes de que pasen 18 meses desde el primero no es recomendable, los expertos aconsejan que como mínimo, el tiempo transcurrido debe estar situado entre los 18 y los 24 meses como tiempo necesario para garantizar que el organismo se ha recuperado perfectamente del primer embarazo.

No hemos terminado de enumerar los factores de riesgo en el embarazo, en breve, un segundo post detallando más riesgos.

Foto | Rahego