Los colores de los juguetes influyen en los niños

Juguetes infantiles

Los colores de los juguetes influyen en los niños, especialmente en el temperamento y la personalidad, así lo indica Jordi Mateu, coordinador del Comité de Seguridad y Prevención de Accidentes de la Asociación Española de Pediatría (AEP). Según el experto, un juguete es una valiosa fuente de estimulación para los niños a nivel físico y psíquic, y dependiendo del color que tenga puede generar diferentes actitudes.

Jugar con un juguete de color rojo podría incitar al niño a una mayor actividad, ya que este color está asociado al dinamismo. Un juguete de rojo sería ideal para aquellos niños más sosegados que necesitan desarrollar mayor actividad. En el lado contrario se situarían los juguetes de color azul, color que favorece la relajación he indicado para aquellos niños que son muy activos y que se suelen irritar con facilidad, el azul ofrece resultados similares al blanco.

Cada color favorece determinados aspectos cognitivos, así el color amarillo favorecería la concentración y por tanto, desarrolla más la inteligencia, los juguetes amarillos serían apropiados para los niños que sufren dificultades para concentrarse. Los juguetes de color naranja fomentan la actividad y el carácter alegre y serían indicados para aquellos niños que pasan por una etapa triste.

No sólo deberemos preocuparnos de que el juguete sea el más adecuado para el niño, también deberemos conocer un poco la personalidad del pequeño y escoger el color más adecuado que permita mejorarla. Los expertos también recomiendan que se tenga en cuenta la edad y el tipo de juguete, factor condicionante que permite que los colores ejerzan mayor o menor influencia. Durante los primeros años, juguetes como los muñecos motivarían la afectividad, coches de pedales, juguetes con ruedas, pelotas o juguetes de construcción como los juegos de bloques estimularían la motricidad, los juguetes musicales permitirían estimular la sensibilidad y la expresión.

La verdad es que el mundo de los juguetes infantiles es mucho más complejo de lo que parece, cada aspecto de un juguete influye en el niño, por ello, elegir el juguete más adecuado es muy importante. A todo esto hay que añadir que los juguetes deben ser seguros y deben encontrarse amparados bajo la normativa comunitaria, también es necesario procurar comprar juguetes en su justa medida, es más importante la calidad y todo lo que puede ofrecer un juguete en todos los sentidos descritos, que la cantidad, además con muchos juguetes se resta ilusión y se desvalora el esfuerzo que se realiza para comprarlos.

Los expertos nos advierten también sobre los juguetes tecnológicos como pueden ser las videoconsolas o los ordenadores, estos juguetes son recomendables cuando los niños alcanzan cierta edad, pero siempre bajo control de los padres. En fin recordemos que cuando compramos un juguete para nuestros hijos, nuestro criterio es muy importante y gracias a él un juguete será una herramienta muy útil para su desarrollo.

Vía | Europa Press