Divertidos juegos para terminar con el aburrimiento

Divertidos juegos para terminar con el aburrimiento

Si tenemos niños en casa, seguramente nos ha sucedido en más de una oportunidad que hemos escuchado la frase “estoy aburrido”, y si bien ya hemos mencionado en otro artículo publicado en Pequelia que este no es necesariamente un mal síntoma, lo cierto es que debemos buscar la mejor manera de entretener a los más pequeños.

Por ello, en este artículo, te contamos algunos juegos que podemos proponer y disfrutar junto a nuestros niños cuando nos encontramos en casa, sobre todo en verano, que suele ser la época en la que disponemos de mayor tiempo libre.

Uno de los juegos más divertidos para compartir en familia consiste en adivinar nombres de personas. Para ello, podemos utilizar nuestros álbumes de fotografías familiares, para que el niño no sólo juegue a adivinar los nombres de cada uno de ellos, sino también aprender a reconocerlos.

También podemos recurrir a uno de los juegos más tradicionales pero divertidos: los títeres. Esta es una de las alternativas más recomendadas cuando debemos entretener a bebés y niños pequeños, ya que no sólo los ayudamos a pasar un momento divertido, sino que además colaboramos para que comiencen a desarrollar su imaginación.

Por otra parte, los títeres son muy sencillos de fabricar, ya que podemos recurrir a cualquier tipo de materiales que dispongamos para crear nuevos personajes. Para ello, podemos utilizar calcetines viejos, guantes, palitos de helado, e incluso hasta pintar los rostros de los títeres en nuestras yemas de los dedos.

Otro de los clásicos juegos para practicar es la carrera de obstáculos, que no sólo puede ser llevada a cabo al aire libre o en la playa, sino también dentro del hogar. Sólo debemos disponer de accesorios y muebles que actúen como obstáculos dentro del circuito a recorrer.

Una buena alternativa es llevar a cabo las llamadas cajas de diversión. Aprovechando el interés que el bebé por lo general deposita en las cajas que envuelven los regalos, podemos utilizarlas para fabricar diferentes elementos, como casitas, automóviles y demás, para poder jugar con ellos.

Esto no sólo nos permitirá disfrutar de un grato momento junto a nuestro pequeño, sino que además nos brinda la posibilidad de que el bebé adquiera capacidades que permitan estimular su desarrollo motriz, como así también la imaginación.

Una de las actividades que personalmente disfrutaba mucho cuando era niña, y que actualmente trato de compartir y enseñar a mis pequeños consiste en comenzar colecciones de distintos objetos.

La idea es que en cada paseo se aproveche la oportunidad para recolectar diferentes cosas, por ejemplo hojas si vamos a la plaza, conchas de mar si estamos en la playa, semillas en el jardín y demás. Todos estos elementos pueden pasar a ser parte de una gran colección, que podemos organizar junto a nuestros hijos dentro de un cuaderno especial que se convertirá en el álbum de colecciones.

Existen un sinfín de juegos que podemos improvisar para entretener a los más pequeños, sólo debemos recordar qué cosas nos justaba hacer cuando éramos niños y enseñarles a nuestro hijos cuál es la mejor forma de divertirse.

Vía | Padres OK
Foto | Duru