Embarazadas en verano: ¿Qué comer?

La alimentación equilibrada es fundamental en el embarazo

Si bien las mujeres embarazadas deben mantener durante todo el período de gestación una alimentación acorde a su estado, estableciendo una dieta rica en nutrientes y proteínas, que le brinde la fuente de energía y vitaminas que el cuerpo necesita para afrontar el embarazo, lo cierto es que para las embarazadas en verano estos cuidados deben volverse más rigurosos.

Tengamos en cuenta que por lo general, durante el verano no sólo pueden aparecer sensaciones de inapetencia relacionadas a las altas temperaturas, sino que también pueden volver a aparecer síntomas tales como náuseas, vómitos o acidez, que las mujeres experimentamos durante los primeros meses de nuestro embarazo.

Por otra parte, el verano y el calor que caracteriza a esta época del año pueden provocar deshidratación, con consecuencias tales como hipotensión arterial, mareos, desmayos y demás, por lo que es fundamental mantener una dieta que nos aporte los líquidos necesarios para nuestro organismo.

Muchas veces hemos escuchado que las mujeres más experimentadas repiten a las embarazadas una frase más que conocida, que reza “Ahora debes comer por dos”. No obstante, durante el embarazo en verano, si bien es importante saciar el apetito, lo cierto es que debemos hacer hincapié en alimentarnos de manera equilibrada, evitando las comidas copiosas.

Pero lo más importante es realizar una selección de alimentos que aporten a nuestro cuerpo los nutrientes y la hidratación necesaria para afrontar las altas temperaturas y prevenir la aparición de intoxicaciones alimentarias.

A continuación te acercamos una lista con los alimentos que no deben faltar en la dieta diaria de una mujer embarazada durante el verano:

  • Frutas: Son refrescantes y poseen un alto contenido líquido. Por otra parte, aportan vitaminas y minerales, tales como vitamina C, ácido fólico, potasio, betacaroteno, magnesio e hidratos de carbono.
  • Verduras: Se caracterizan por poseer una baja densidad calórica. Además, aportan vitaminas, minerales y son ricas en fibra.
  • Productos lácteos: Son fundamentales para las embarazadas, ya que aportan calcio, vitamina B12, D y proteínas. Lo más recomendable es consumir yogur, ya que es un alimento ideal para el verano: es fácil de digerir, sacia poco y puede ser parte de un exquisito plato o postre acompañado por frutas.

Si estás embarazada y sufres inapetencia, te recomendamos también la lectura del artículo titulado “Embarazadas en verano: ¿Cómo evitar la inapetencia?“.

Vía | Guía Infantil
Foto | Yourdon