Perfil de la madre adolescente española

Embarazo precoz

Un estudio realizado por el CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas), nos muestra el perfil de la madre adolescente española, según las encuestas realizadas, las madres adolescentes de nuestro país poseen un menor nivel de estudios o menores posibilidades laborales, también se concluye que el nivel de actividad es mucho más reducido que el del resto de adolescentes.

Del estudio sobre el perfil de la madre adolescente se obtienen otras conclusiones, el hecho de no usar anticonceptivos o usarlos tras la primera relación sexual multiplicaría el riesgo de tener un embarazo no deseado hasta seis veces más con respecto a las adolescentes que utilizan anticonceptivos desde el primer momento. Por otro lado, dependiendo del tipo de anticonceptivo utilizado, la posibilidad de embarazo puede elevar el riesgo de un embarazo precoz o embarazo no deseado hasta en cuatro veces. Sería interesante cotejar los datos que nos facilita el CSIC con el estudio de la compañía farmacéutica HRA Pharma y del que nos hacíamos eco en el post, Embarazo no deseado, datos en España.

El estudio del CSIC se titula Maternidad adolescente en España y en él se han estudiado los datos obtenidos a partir de una encuesta realizada a 9.700 mujeres con edades a partir de los 15 años y hasta edades avanzadas. Gracias a ello se ha podido realizar el perfil de la madre adolescente en España y cuáles son los resultados de un embarazo precoz. Entre los resultados podemos comprobar que los expertos indican que la emancipación temprana, la formación de la pareja, la finalización precoz de los estudios que se cursaban o la limitación y precariedad de los trabajos obtenidos son algunos de los datos más significativos.

Gracias a la encuesta del CSIC podemos saber que el inicio de las relaciones sexuales de las mujeres se establece alrededor de los 18 años de edad, en 50 años se ha reducido 7 años la tasa media del inicio de las primeras relaciones sexuales, parece ser que en cada generación el inicio de las relaciones sexuales se da antes, del mismo modo, el uso de anticonceptivos converge paralelamente y cada vez se utilizan de forma más precoz. De todos modos, existe una diferencia entre el inicio de las relaciones sexuales y la utilización de los anticonceptivos durante las últimas décadas, en la década de los 40 la tasa de embarazos adolescentes en nuestro país alcanzaba un 60% mientras que en la década de los 80 esta tasa se redujo hasta un 10’7%.

Con respecto a los estudios, se revela que una madre adolescente tiene menos posibilidades de acceder a la educación universitaria, sin embargo, la proporción de madres no adolescentes que han accedido a la universidad es muy superior. La precariedad del empleo se dispara al ser una madre adolescente, aunque ya sabemos que sean o no madres adolescentes, las mujeres están expuestas a una mayor pérdida de la estabilidad laboral, pero es mucho más notoria en las madres adolescentes llegando a situarse por debajo del 50%.

Estos datos no hacen sino poner sobre la mesa algunos de los problemas a los que se deben enfrentar las madres adolescentes, datos que forman un perfil complicado siendo un camino lleno de obstáculos. El embarazo precoz desencadena una serie de acontecimientos que cambian radicalmente la vida de una joven madre, se limitan las posibilidades y se incrementan los problemas. Otro dato curioso que destaca el estudio es el incremento del número de hijos entre las madres adolescentes, las posibilidades de tener un segundo hijo se incrementan con respecto a las madres que no han sido madres adolescentes.

Un problema más al que se enfrentan las adolescentes con un embarazo no deseado es la fragilidad de la estabilidad de la pareja, se rompen muchas más parejas y de forma más precoz. Quizá en este punto se debería destacar la madurez, la estabilidad económica y laboral, o la seguridad y la planificación de la formación de la pareja como factores que la consolidan, aspectos que requieren tiempo y en el caso de los embarazos adolescentes no se han consolidado.

El estudio concluye que un embarazo precoz o adolescente conlleva una serie de sucesos y situaciones más desfavorables en comparación con las mujeres que no han sido madres precoces. Os recomendamos leer el estudio del CSIC en Pdf para sopesar los pros y contras de un embarazo adolescente, las circunstancias desfavorables obligan a adoptar medidas para que el embarazo se desarrolle según la planificación y el deseo de los padres.

Foto | Helgasms!’s