Pubertad precoz

Primera menstruación

Al parecer, durante los últimos años ha aumentado el número de niñas a las que les llega la primera regla antes de los 7 años, es lo que se denomina pubertad precoz. Algunos profesionales han comenzado a estudiar este fenómeno con mayor preocupación dado que los cambios que se producen en el organismo de la niña le pueden afectar a nivel físico y psíquico.

Según los investigadores, el aumento de casos de pubertad precoz está asociado sobre todo a la alimentación, un ejemplo serían las niñas de países tercermundistas que han sufrido un periodo de desnutrición, al ser adoptadas en un país industrializado, pasar a la abundancia alimentaria y recibir el afecto que anteriormente no recibían, puede hacer que la niña se vea afectada hormonalmente y psicológicamente. Se producen cambios en el organismo apareciendo la primera menstruación a la edad de 6 o 7 años.

Se define como pubertad la transición de la infancia la edad adulta, es un periodo en el que se definen los carácteres sexuales secundarios, aquellos que distinguen entre los dos sexos y que no son directamente parte del sistema reproductor, los carácteres sexuales primarios serían los órganos sexuales. Con la pubertad aparecen otros cambios como la llamada aceleración del crecimiento o estirón puberal, durante un año aproximadamente aumenta la velocidad de crecimiento de talla.

Existen también casos contrarios, es decir, la pubertad puede retrasarse significativamente, si a partir de los 13 años, una niña no tiene su primera menstruación es necesario acudir al especialista para que determine cuál es el problema que está frenando el cambio del organismo.

Pero volviendo al tema de la pubertad precoz, habitualmente y antes de entrar en la pubertad aparecen signos externos como el botón mamario, el vello pubiano, el vello axilar y finalmente aparece la menstruación. Sin embargo, este orden se ve alterado con la pubertad precoz, es la menstruación el primer signo que aparece.

Las niñas con pubertad precoz pueden tener problemas psicológicos porque no están preparadas para sufrir estos cambios que, además, las diferencia del resto de niñas. Hasta no hace mucho se creía que la pubertad precoz no provocaba ningún efecto a largo plazo y era un problema transitorio, pero varios estudios han demostrado que existen complicaciones asociadas, como por ejemplo la sensibilidad a la insulina, obesidad, exceso de vello en lugares típicamente masculinos, etc.

Para el tratamiento de la pubertad precoz los expertos tienen en cuenta la edad y las circunstancias psicológicas de la niña, generalmente este tratamiento consiste en administrar unas inyecciones mensuales que bloquean la secreción de hormonas estimuladoras de la producción de estrógenos (hormonas sexuales femeninas), de este modo se frena la estimulación ovárica frenando la pubertad precoz. Este tratamiento sirve para mejorar la talla final de la niña, ya que como hemos dicho antes, este problema afecta a su crecimiento alterando la edad ósea.

Vía | El Periódico
Más información | Wikipedia
Más información | Clínica Universitaria
Foto | DLeonis Caldicola