Test de embarazo, cómo realizar la prueba

Primeros síntomas embarazo

Un test de embarazo es el método más rápido para comprobar si se está embarazada, en el mercado podemos encontrar distintos tipos de test de embarazo, aunque quizá uno de los más conocidos sea el Predictor. Precisamente el año pasado esta marca renovó su test con el propósito de que ofreciera muchas más garantías y resultara más sencillo de utilizar.

Aunque el test de embarazo es fácil de utilizar, en la mayoría de ocasiones asalta la duda sobre si se habrá realizado correctamente y se termina desconfiando del resultado. Para evitar esa desconfianza y la angustia de saber si el resultado que ofrece el test de embarazo es o no el correcto, es necesario seguir una serie de consejos que permitirán no dudar de la respuesta, al menos en la mayoría de casos, ya que como sabemos no existe un test que ofrezca una fiabilidad 100%, aunque se aproximan bastante llegando al 99%.

Si tienes sospechas de que podrías estar embarazada, es importante realizar el test de embarazo un par de semanas después de la fecha de la posible concepción, sobre todo si existe planificación del embarazo y se han utilizado otros test para buscar la concepción, como por ejemplo el Predictor test de ovulación. El motivo de ello es que la hormona del embarazo (hormona gonadotropina coriónica humana) no hace acto de presencia en la orina hasta que no pasa este tiempo, hacer antes la prueba provocará una reducción de la fiabilidad del test de embarazo pudiendo dar una respuesta errónea.

Aunque todos los test de embarazo se pueden realizar en cualquier momento del día, las recomendaciones indican que es preferible realizarlo utilizando la primera orina, al levantarse por la mañana, ya que la concentración de la hormona gonadotropina coriónica humana es mucho mayor y por tanto la fiabilidad aumenta significativamente. Siguiendo estas simples reglas permites aumentar la efectividad del test de embarazo, pero también hay que seguir una serie de consejos con los resultados obtenidos.

Como sabemos, las líneas que aparecen en el test de embarazo revelan la posibilidad de embarazo, la intensidad de éstas dependerá de la concentración de la hormona, con lo que además nos está informando sobre el tiempo de la concepción. Si aparecen las dos líneas aunque su intensidad sea algo tenue, posiblemente se haya dado la concepción. Uno de los problemas asociados al test de embarazo son los resultados falsos, es decir, el test indica que no estás embarazada pero no tienes menstruación, puede deberse un retraso o quizá el organismo no ha comenzado a generar la hormona con lo que la recomendación sería esperar unos días y volver a hacerse la prueba.

Existen algunos casos, como puede ser en un embarazo ectópico (cuando la concepción se produce fuera de la matriz, el embrión se aloja en un lugar próximo ella, generalmente en las trompas de Falopio), en este caso el test puede dar un resultado erróneo.

En todos los test de embarazo que se comercializan se incluyen las instrucciones de uso, seguirlas fielmente permitirá una respuesta mucho más fiable. El test junto a las señales de los primeros síntomas del embarazo ofrecerán una información muy importante.

Foto | David Davis