inicio Blog de papás Restricción del crecimiento intrauterino

Restricción del crecimiento intrauterino

| 21 de febrero de 2010Categorías: Salud

RCIU

La restricción del crecimiento intrauterino (RCIU) es el retraso del crecimiento fetal con respecto al avance de las semanas del embarazo, se puede originar en cualquier momento del embarazo y puede producirse por un amplio abanico de motivos o causas. Una mala alimentación de la madre durante el embarazo, elementos medioambientales de carácter tóxico, virus y bacterias fármacos, síndromes genéticos, etc.

Generalmente los especialistas dividen en tres etapas la restricción del crecimiento intrauterino, las mismas etapas que clasifican al embarazo, en el primer trimestre las causas que podrían provocar el RCIU podrían ser causas ambientales como la exposición a los rayos X, el alcoholismo, los fármacos o la drogadicción. Las causas fetales estarían relacionadas con los síndromes genéticos o una malformación o infección congénita. Recordemos que en la cuarta semana del embarazo destacábamos la acción de las denominadas noxas, elementos que alteran el buen desarrollo del embrión. Las noxas pueden ser biológicas (virus y bacterias) o noxas químicas (contaminantes medioambientales como los pesticidas o venenos).

Durante el segundo trimestre del embarazo las causas que provocan la restricción del crecimiento intrauterino serían de carácter ambiental, una mala nutrición o una dieta desequilibrada, en la que faltan las frutas y verduras por parte de la madre, sería motivo suficiente para provocar RCIU, recordemos que es necesario que la futura mamá disfrute de una dieta sana y equilibrada que pueda proporcionar todos los nutrientes y elementos que el feto necesita para desarrollarse adecuadamente. También se destacan los factores socioeconómicos, como pueden ser la pobreza, algo que forzosamente se relaciona con la mala alimentación.

Las causas placentarias estarían también asociadas al RCIU durante el segundo trimestre del embarazo, un desprendimiento prematuro de la placenta, una placenta circunvalada (la unión de las membranas placentarias a la placenta) que puede derivar en el desprendimiento de la placenta, o un hemangioma (crecimiento anormal de los vasos sanguíneos sobre la piel y los órganos internos del feto), etc.

Finalmente, durante el tercer trimestre del embarazo, la restricción del crecimiento intrauterino estaría motivada por una causa ambiental como puede ser el tabaquismo, recordemos que en numerosas ocasiones hemos hablado de los riesgos asociados al tabaco durante el embarazo. Otra causa para sufrir RCIU serían las causas maternas, una enfermedad de carácter vascular, una cardiopatía congénita, una anemia durante el embarazo o padecer diabetes mellitus provocarían un retraso en el crecimiento fetal.

Muchos especialistas consideran que la planificación del embarazo es fundamental, con ello se logra preparar al organismo para la concepción y se pueden detectar a tiempo algunos factores que podrían incidir en el buen desarrollo del embarazo. Es necesario mantener un estilo de vida saludable y una dieta equilibrada, y seguir los controles periódicos que recomiendan los especialistas, será un modo de reducir la posibilidad de que se produzca una restricción del crecimiento intrauterino.

Foto | Davhor

MÁS ARTÍCULOS EN EL BLOG DE PAPÁS

Restricción del crecimiento intrauterino (0)

No hay ningún comentario aún, ¡Sé el primero en comentar!

TU OPINIÓN SOBRE "Restricción del crecimiento intrauterino"