Cuatro juegos divertidos para fiestas infantiles

fiesta-infantil

Si te encuentras cerca del cumpleaños de tu pequeño, seguramente ya haz comenzado a pensar en algunos detalles de la fiesta que vais a organizar, sobre todo si se trata de niños en edad preescolar, donde es importante mantener la diversión y el entusiasmo.

Lo ideal en este tipo de casos es organizar actividades grupales, donde puedan disfrutar compartiendo gratos momentos y los incentiven a crear lazos más fuertes con sus amiguitos.

En lo posible, lo mejor es disponer de un amplio espacio que les permita moverse con comodidad y soltura. Puedes hacerlo al aire libre, como un jardín, un patio o una terraza, o bien en el interior de tu hogar, si es que posees un salón grande adecuado, donde deberás quitar los objetos que puedan llegar a romperse y aquellos que pueden representar algún tipo de peligro para los niños.

Una vez que hayáis elegido el lugar, entonces es momento de comenzar a organizar las actividades, para lo cual aquí te acercamos cuatro propuestas de divertidos juegos para niños.

El juego de las Estatuas

Este fabuloso juego se centra en la música, ya que debéis poner música para que los peques bailen, y detenerla para que todos se queden quietos como estatuas.

Esto se repite varias veces, mientras van quedando fuera del juego los niños que se muevan durante los espacios de silencio, hasta que sólo quede un ganador.

El juego de la Sorpresa

Prepara un paquete con forma de balón, el cual puede estar confeccionado con papel de periódico. Dentro debéis envolver una golosina, es decir que por cada hoja de papel que vayáis agregando, debéis incluir una golosina.

El juego comienza cuando los niños sentados en ronda, con música de fondo, comienzan a pasarse la pelota unos a otros. Cada vez que la música se detiene, el niño que tenga la pelota en sus manos deberá quitar una capa de papel y encontrará la golosina.

El juego de las sillas

Seguramente de niños habréis jugado a este divertido juego.  Se deben colocar varias sillas, una menos que el número de participantes, en forma de círculo, dejando los respaldos hacia adentro.

Mientras suena la música, los peques caminarán alrededor del círculo, hasta que la música se detenga. Entonces, los niños deben correr a sentarse en las sillas, lo que dejará a uno de los participantes de pie, por lo que quedará eliminado del juego.

En este juego se realizan varias rondas, por lo que debe quitarse una silla cada vez que comience nuevamente el juego.

El juego de la zapatilla por detrás

Aquí otro de los juegos infantiles más tradicionales, que en algunos países es conocida una versión llamada el huevo podrido.

Se organiza una ronda con los niños, y uno de ellos se quita una zapatilla, para comenzar a caminar alrededor de la ronda. Mientras tanto, el resto de los niños cierran los ojos y cantan: “A la zapatilla por detrás, tris tras, ni la ves ni la verás, mirad para arriba que caen judías, mirad para abajo que caen garbanzos”, a dormir, a dormir que el ogro va a venir. ¿A qué hora?”.

Al finalizar el cántico, el niño de la zapatilla deberá decir un número, para que el resto de los niños cuenten hasta el número que haya dicho.

El peque que da vueltas deberá dejar la zapatilla detrás de la espalda de alguno de sus amiguitos, quien deberá levantarse para intentar pillar al otro niño, mientras éste tratará de sentarse en el lugar vacío de la ronda.

Estas son sólo algunas alternativas para la fiesta de cumpleaños de nuestro pequeño, todo dependerá del lugar que disponemos para la celebración y de la propia imaginación de los padres. Lo importante es que no falte la diversión!

Foto | Femenino