Adoptar un niño de Haití

Adopción internacional

A través de los medios de comunicación hemos podido conocer el horror y las consecuencias del terremoto de Haití, la solidaridad internacional se ha volcado con este país y especialmente se pretende tener cura de los niños de Haití. Son miles y miles los que se han quedado huérfanos o no encuentran a sus padres, por ello muchas personas han mostrado su interés por adoptar un niño de Haití.

Incluso en estos momentos de penuria y tristeza la sombra del mercado o dinero negro planea sobre la comunidad haitiana y especialmente sobre los niños, por ello, tanto el Gobierno español como numerosas asociaciones insisten en no pensar en adoptar un niño de Haití, la prioridad es encontrar a los padres o familiares, no es aconsejable llevar a uno de estos niños con una nueva familia apartándolo del entorno que conoce sin seguir el proceso de adaptación adecuado, ya que puede agravar los traumas que ya sufren por haber experimentado las consecuencias del terremoto.

Por esta razón, el Ministerio de Exteriores español ha solicitado a todas las comunidades españolas que no inicien ningún expediente para tramitar la adopción de un niño haitiano, al menos hasta que no pasen estos primeros momentos angustiosos y pueda establecerse un protocolo internacional de actuación que garantice el bienestar de los niños y evite que se pueda iniciar un mercado negro para la adopción de estos niños.

La Comunidad de Madrid no gestiona ninguna adopción de niños de este país desde el año 2003 y la razón es que era necesario pagar dinero negro para poder seguir adelante con los trámites de adopción. El Centro Internacional de Referencia para los Derechos del Niño Privado de Familia indica que la adopción en este país es un tema en el que la falta de transparencia es la tónica dominante y esto es sinónimo de pocas garantías para los niños.

Según la Ley de adopción Internacional un desastre natural como el ocurrido, condiciona la adopción de los niños pertenecientes al país que ha sufrido dicho desastre. Con respecto a los procesos que se iniciaron antes de la catástrofe, se da el caso contrario, se aceleran los procesos de adopción. Según Ann Veneman, directora ejecutiva del Fondo de la ONU para la Infancia, son muchos los beneficios para los niños al acelerar el viaje para que se reúnan con sus nuevas familias.

Hasta cierto punto podemos estar de acuerdo, pero una vez se certifique que los niños no tienen familia y están en cierto modo desamparados, debería aplicarse el mismo beneficio y acelerar procesos de adopción internacional para ellos, ya que podrían ser perfectamente utilizados por mafias y personas sin escrúpulos con el propósito de obtener beneficios económicos, sea para adopciones fraudulentas u otras cuestiones. Haití es un país sumido en el caos, velar por la seguridad de los niños es prioritario.

El proceso de una adopción internacional es muy largo y son muchos los trámites a realizar, a pesar de ello, se aconseja que quienes deseen adoptar un niño haitiano, se dirijan al organismo competente de su comunidad. Pero, ¿de qué sirve esto si no es posible acelerar la tramitación para sacar del caos reinante a estos niños?

Las familias que quieren adoptar a un niño a través de cualquier canal de mediación, una agencia privada o gubernamental, profesionales independientes, etc., deben saber que la adopción siempre se constituye por el mayor interés del menor, un proceso de adopción debe llevarse a cabo bajo el principio fundamental de protección de menores. Pues bien, bajo ese precepto la adopción internacional en Haití debería acelerarse, algunos puntos deberían ser más flexibles.

Recordemos los puntos reflejados en Adopción.org:

  • Que el menor que se pretende adoptar haya sido previamente declarado por la autoridad pública “adoptable”
  • Que los profesionales que intervienen en el trámite de adopción, no reciban una remuneración que sea injustificadamente elevada en comparación con los servicios prestados.
  • Que en los profesionales que intervienen en el proceso de adopción, tienen que concurrir: a) condiciones de integridad, competencia profesional, experiencia y responsabilidad. b) estar capacitados por su calificación ética, su formación y su experiencia en el ámbito de la adopción internacional.
  • La labor de los profesionales independientes simplemente se suscribe a asesorar, informar, orientar y preparar técnica y jurídicamente los documentos previstos para este tipo de trámite. La declaración de adoptabilidad, los informes del menor, la tutela del menor, la declaración de idoneidad de los padres adoptivos, etc., son funciones de las autoridades públicas competentes.
  • Antes de manifestar el consentimiento de la adopción de un menor, los futuros padres adoptivos, considerados previamente idóneos por las autoridades españolas, tienen que tener a su disposición un informe sobre el menor (identificación, datos sociales, médicos, etc.)

Evidentemente algunos trámites no pueden hacerse efectivos en mucho tiempo y mientras tanto, los niños están expuestos a sufrir todo tipo de problemas. Nos gustaría recordar el sustento y la situación de algunos de estos niños antes de la tragedia, os recomendamos leer el post Galletas de barro.

Mucho podríamos hablar y debatir sobre este tema y así lo haremos en posteriores posts.

Vía | Tele 5
Foto | The U.S. Army