Navidad, disfraces para bebés

Navidad,disfraces para bebés.

Ya están muy cerca las navidades, y las guarderías y colegios comienzan a planear las fiestas de disfraces, las obras de teatro infantiles, y muchos otros actos en los que tenemos que agudizar nuestro ingenio para que nuestros hijos vayan con un disfraz a las escuelas.

Lo más fácil sería comprarlo, ya que hay miles de tiendas de bebés que nos ofrecen muchos disfraces de navidad, algunas a precios bastante módicos. Pero no todo el mundo puede permitirse gastar dinero hoy en día así que otra opción es crear vuestros propios disfraces para bebés. Aquí os ofrecemos algunas ideas de cómo hacerlos gastando lo mínimo.

Disfraz de Papa Noel: Unos leotardos rojos o unos pantalones rojos si son viejos mejor, y en la parte de abajo le cosemos un trocito de fieltro blanco, o para los menos mañosos con la aguja siempre podéis utilizar un buen pegamento o un invento muy útil que venden en las mercerías llamado fliselina y que lo hacen de muchos colores, simplemente recortar un trozo y pasar por encima la plancha y ya está pegado. Para la parte de arriba un jersey viejo nuestro de color rojo, o comprar fieltro y hacer un chalequito rojo, al que después pondremos un cinturón ancho negro o un pañuelo grande negro que tengamos por ahí y le pondremos tres círculos blancos en medio pegados para hacer de botones del material que usamos anteriormente para los bajos de los pantalones. Por último un gorro rojo, podéis hacerlo con cartón y pegarle una bolita de algodón, o ir a alguna tienda y comprar alguno hecho que en estas fechas los venden muy baratos.

Disfraz de Árbol de Navidad: Unos leotardos verdes y para arriba cualquier prenda del mismo color de la que dispongamos o si somos buenos con la aguja coser dos triángulos de fieltro verdes grandes dejando hueco para los brazos, le coséis algunas cintas de espumillón de colores alrededor, y en una cartulina dibujamos círculos que imiten las bolas de navidad de un árbol, ya que las verdaderas se podrían romper y cortar, se las pegamos al traje, y por último dibujar una estrella también en cartón dorada y se la ponemos en la cabecita con una horquilla o con una cinta, le pintamos en las mejillas un círculo rojo y una estrellita dorada y ya tenemos un bonito disfraz.

Disfraz de ángel: Unos leotardos blancos, una camisa nuestra blanca para que le quede larga, le ponemos espumillón dorado o plateado en la parte del bajo, en cartulina hacemos unas alitas y con unos imperdibles o cosiendolas al traje se las sujetamos, le ponemos una cinta en la frente dorada que haga de corona o con papel de aluminio, y si queréis por ultimo le pintamos con un poco de purpurina las mejillas.

Disfraz de Virgen María: Cortamos una sábana en dos trozos, uno se lo anudamos para que haga la función de túnica y el otro trozo se lo ponemos en la cabeza con otro nudo para que haga de velo. La túnica se la sujetamos con algún pañuelo grande que tengamos nuestro en casa y se lo sujetamos en la cintura a modo de fajín, y junto con algún muñeco que haga de niño Jesús, tenemos listo un sencillo disfraz.

Disfraz de Muñeco de nieve: Leotardos blancos, camiseta o similar blanca, tres botones grandes negros o bien de cartulina o de fieltro, un gorrito negro si puede ser con forma de bombín mejor, una bufanda larga, y colorete en la cara y si podemos pintarle la nariz de naranja para que parezca una zanahoria mejor.

Disfraz de Rey Mago: Cortamos una sábana para que haga de túnica y se la atamos en los hombros, un pañuelo nuestro grande de fajín, con una bolsa de plástico grande podemos hacer la capa para que no le pese, o también utilizar otra sabana de otro color vieja, en una cartulina dibujamos la corona, podemos forrarla con papel de aluminio para que brille, le pintamos en la cara la barba y ya tenemos un rey mago, y si le pintamos toda la cara de negro puedes convertirle en Baltasar.

Disfraz de duende navideño: Leotardos verdes y camiseta verde, fieltro rojo para cubrirle los zapatitos, un pañuelo rojo nuestro grande a la cintura, le cosemos unos cascabeles por el cuerpo, a la altura del cuello le cosemos tres o cuatro trozos de tela que cuelguen o bien de sábanas o pañuelos viejos y en la punta le cosemos cascabeles, le pintamos dos coloretes rojos, y un gorrito con una bolita arriba y ya tenemos el duendecillo navideño.

Y no olvideís sacarle una foto a vuestro hijo/a con el disfraz de navidad que luego os podrá servir para regalarsela a los familiares y amigos como originales postales de navidad.

Foto| Kurhan