La merienda

La merienda

La merienda es una de las comidas fundamentales del niño pero que no debe sustituir a la cena de ningún modo,  debe ser proporcional a las actividades que realice el niño al cabo del día y principalmente a las actividades extraescolares que vaya a realizar el niño por la tarde.

A lo largo del día el niño debe obtener una dieta equilibrada con al menos cuatro comidas, desayuno, comida, merienda y cena, lamentablemente debido al poco tiempo del que se dispone hoy en día las comidas en familia se limitan a momentos rápidos, muchas veces se suprimen los alimentos de puchero y se sustituyen por comidas rápidas, prácticas y sencillas a base de carbohidratos, proteínas animales y excesos de grasas.

Aunque es importante que se haga un buen desayuno, para empezar el día con fuerzas la hora de la merienda también es importante, los aportes nutricionales le ayudarán a continuar con el día, es más muchos niños no comen lo suficiente a la hora de la comida porque tal vez no les convence mucho el menú, por ello la hora de la merienda se convierte en protagonista del día provocando que devoren lo que tengan de merienda y rechacen la cena posterior.

Una merienda ideal es aquella que contiene una pieza de fruta, un bocadillo pequeño y un zumo natural o un vaso de leche aunque por diversas circunstancias no siempre es posible que tomen todo esto, recurriendo a productos preparados, bocadillos de embutido, queso untado o cremas de cacao.

Los bollos, batidos, galletas y demás productos industriales deberían ser consumidos de manera ocasional en la merienda, y si se toman a diario que vayan acompañados de leche, pan, embutidos magros o fruta. Se ha demostrado que el consumo de estos productos tiene mucho que ver con la publicidad que se les otorga ya que muchas veces regalan juguetes, entradas a espectáculos o recintos de diversión, consolas, videojuegos…

Promociones que se centran en productos altamente calóricos y orientados a una parte específica de la dieta como meriendas, desayunos y postres, resultando que en España en la población de 2 a 24 años la obesidad alcanza el 14%  mientras que el sobrepeso se sitúa en el 26,4%, sanidad señala el cambio de comidas, la falta de ejercicio físico y el incremento de consumo de alimentos muy calóricos como un factor de riesgo.

Vía| mujer.terra.es
Foto| rahego