Gemelos y mellizos

Parto múltiple

Gemelos y mellizos son dos términos distintos para designar a dos bebés que han compartido la misma gestación pero en dos procesos distintos, es decir, la diferencia entre gemelos y mellizos radica en cómo ha sido fecundado el óvulo o los óvulos.

En un embarazo de gemelos, los dos bebés son idénticos, comparten útero en un mismo embarazo, han sido concebidos a la vez en un único óvulo. Un único espermatozoide ha realizado la concepción formándose el cigoto que se dividirá en dos dando lugar a dos fetos.

El embarazo de gemelos es conocido como embarazo monocigótico o univitelino y también contempla algunas diferencias, dependiendo del momento en el que se produzca la división del cigoto para dar lugar a los dos fetos, cada uno de ellos tendrá su propia placenta y su bolsa amniótica, esto siempre que la división se realice durante los cuatro primeros días tras la fecundación.

Si la división se produce a partir del cuarto día y hasta el octavo día, en la mayoría de los casos cada feto dispondría de su propia bolsa, pero compartiendo la misma placenta. El nacimiento se produce casi al mismo tiempo, con una diferencia relativamente insignificante.

A pesar de que cada feto se desarrolla de forma independiente, el hecho de que compartan la misma carga genética proporcionada por un único espermatozoide y un único óvulo, hace que los bebés sean prácticamente idénticos.

En el caso de un embarazo de mellizos, también denominado embarazo bicigótico o bivitelino, la fecundación se ha producido en dos óvulos y han intervenido dos espermatozoides, con lo que se producen dos embriones distintos que se desarrollan al unísono. En este tipo de embarazo, cada uno dispone de su placenta y su propia bolsa amniótica, al ser embriones diferentes, podrán presentar rasgos genéticos y sexos distintos. La semejanza entre ambos bebés será como la que tienen dos hermanos que han nacido en partos distintos. A los hermanos mellizos también se les llama a menudo gemelos fraternos.

En los gemelos y mellizos existe un dato importante que une a ambos bebés significativamente, el hecho de haber nacido juntos les proporciona una afinidad especial que va más allá de la afinidad familiar. Seguro que más de un padre puede atestiguar esta característica especial. Por cierto, cuando se trata de un parto vaginal la diferencia entre ambos nacimientos no supera la hora, en una cesárea la diferencia de tiempo se reduce a muy pocos minutos.

Una característica del embarazo de gemelos y mellizos es que se trata de un parto múltiple, es decir, viene al mundo más de un bebé y por tanto el parto suele darse antes de la semana 40, siendo habitual que se produzca entre la semana 35 y la semana 37 del embarazo. En este tipo de partos los medios que despliegan los especialistas son más amplios, ya que el número de bebés así lo requiere.

En los embarazos y partos de gemelos y mellizos los riesgos se incrementan, de ahí que quizá el número de cesáreas practicadas sea mayor en este tipo de partos. De las complicaciones y de las particularidades de cada caso hablaremos en posteriores post.

Más información | Kids Healt
Foto: Robert Hammer