Test de O’Sullivan

test o'sullivan

Anteriormente os hemos hablado de la Diabetes Gestacional, ¿qué es?, ¿cuando se produce? etc.

Pero muchas estáis interesadas en saber exactamente cómo es la prueba que se realiza para detectar la enfermedad durante el embarazo. Dicha prueba se llama el Test de O’Sullivan, y vamos a intentar explicaros un poco en que consiste.

El Test de O’Sullivan no deja de ser un análisis de sangre para la cantidad de glucosa en sangre, pero es un poquito más complicado que eso. Lo que se intenta comprobar, es la reacción del cuerpo al azúcar. Si lo asimilamos bien o si por el contrario nuestro cuerpo no lo absorbe todo, que en todo caso iría a parar a nuestro bebé.

Las consecuencias de la diabetes gestacional en el feto pueden ser bastante diversas. Como consecuencias leves podríamos encontrar que al tener un subidón de energía (debido a la subida de azúcar) estará muy activo en nuestro vientre y también tendrá un incremento de peso considerable. Como consecencias más graves pueden aparecer la hipoglucemia, ictericia, problemas congénitos (como un defecto en el corazón o dificultad respiratoria)… Pero todo esto se puede evitar si se coge a tiempo y se lleva bien controlado. Por eso es tan importante hacerse el Test de O’Sullivan.

Para saber si padecemos diabetes gestacional, entre las 24 y las 28 semanas de gestación nos harán la prueba, y para las madres que tienen mayor riesgo de padecerla (sobrepeso, antecedentes familiares de diabetes grado 1, glucosuria…) también se la harán entre las 32 y las 36 semanas de gestación.

Se extrae una muestra de sangre para mirar tu nivel de azúcar, si es correcto, te dan un líquido anaranjado muy dulce (50gr de glucosa) y te hacen esperar una hora, pasada la hora te vuelven a extraer sangre y te hacen esperar otra hora, y a continuación te vuelven a extraer sangre.

Test de O’Sullivan se tiene que hacer en ayunas y para los que se mareen cuando les extraen sangre no tienen más que avisar a la enfermera antes de empezar la prueba y os tumbarán en una camilla (mucho más cómodo y ayuda mucho con los mareos).

Durante el embarazo no está de más que cuidemos un poco nuestra alimentación, pensando en nuestro futuro hijo. Si el test saliera positivo, nuestro ginecólogo nos daría una dieta específica para normalizar los niveles de glucemia, el adecuado crecimiento de nuestro bebé y su bienestar.

Más información | Fisterra.com
Foto | Astroid