Bocadillos para niños

Hay que proporcionar bocadillos para niños en los almuerzos y en las meriendas, es la mejor opción para recuperar energía. Todavía existe la idea errónea de que los bocadillos engordan y es todo lo contrario, sobre todo en el caso de los niños, que no paran quietos en todo el día.

Los beneficios ofrecer como desayuno o merienda un bocadillo para los niños son muchos, en primer lugar se están descartando los productos de bollería industrial que tanto les gustan y tan poco les convienen. El pan es un elemento fundamental y aporta una gran cantidad de hidratos de carbono, “gasolina” para poder jugar, hacer deporte, corretear, etc., además ayudan a prevenir posibles enfermedades cardiovasculares o la diabetes.

El pan permite potenciar el sabor de algunos alimentos, es una fuente rica de energía y contribuye a ayudar a los más pequeños a soportar el gasto energético diario.

Por cada 100 gramos de pan, el niño recibe unas 250 calorías, con lo que podemos apreciar la importancia de ofrecer un bocadillo en lugar de pastas o bollería industrial, alimentos que lo único que hacen es aumentar el riesgo de sufrir sobrepeso u obesidad.

Es necesario que el pan sea uno de los alimentos básicos contemplados en la dieta de los niños, es un alimento sano y saciante. A partir de los dos añitos un niño ya puede disfrutar de un par de rebanadas de pan. Desde los tres añitos hasta los cinco, un bocadillo de unos 10 centímetros para desayunar o merendar será el complemento ideal para reponer energías y aguantar hasta la próxima comida.

Es preferible que los bocadillos sean preparados en casa, es la mejor opción para garantizar que el niño disfrutará de alimentos de calidad. Una buena idea para que se acostumbre a disfrutar de un bocadillo es prepararlo con él y a ser posible desayunar o merendar con él, comiendo lo mismo. Un bocadillo preparado como los que podemos adquirir en una máquina de vending o en algún comercio, nunca ofrecerá las mismas garantías que las que ofrece una madre, además, no sabemos si ese bocadillo contiene aditivos o conservantes, elementos que se suelen utilizar para alargar la vida útil de los alimento.

El relleno en los bocadillos es también muy importante, gracias a él conseguimos seducir el paladar de los pequeños, además los ingredientes que podemos utilizar son también necesarios, recomendadas las proteínas como las que proporciona el queso, jamón, etc.

También podemos utilizar otro tipo de alimentos menos habituales en los bocadillos para niños, las verduras mezcladas con otros ingredientes confieren un sabor muy rico y refrescante. Recuerda siempre utilizar aceite de oliva en los bocadillos ya que es un alimento considerado muy saludable y adecuado para la prevención de muchas enfermedades, olvida las margarinas o mantequillas que lo único que aportan son una carga extra de grasas y no son recomendables por las grasas hidrogenadas que contienen.

El pan es un alimento muy beneficioso y durante los últimos años se han puesto de manifiesto numerosos estudios que lo avalan. La alimentación de un niño es uno de los pilares que garantizan un adecuado desarrollo físico y psíquico, como padres debemos poner todos nuestro empeño para que el pequeño disfrute de una alimentación sana y equilibrada, lo agradecerá su organismo y será una alegría para nosotros verlo crecer sano y fuerte.

Más información | Consumer
Foto | Andrey Kiselev