inicio Blog de papás Refresco nutritivo para niños, leche merengada

Refresco nutritivo para niños, leche merengada

| 12 de julio de 2009Categorías: Alimentación

Recetas para niños

Hoy vamos a hacer un refresco nutritivo para niños, leche merengada. La elaboración de esta bebida es muy sencilla, y aunque en esta ocasión nuestros hijos no van a ayudarnos tanto como en otras recetas para niños porque hay que utilizar el fuego y un pequeño electrodoméstico, sí pueden estar con nosotros para colaborar en algunas cosas y ver lo fácil que es hacer la leche merengada.

Podemos hacer la leche merengada para beberla como un vaso de leche normal y podemos hacerla como un sorbete o un granizado, que seguramente será la forma ideal de disfrutarla en estos meses de calor. En este caso, convendrá hacerla por la mañana para poder tomar para merendar una refrescante y nutritiva leche merengada, como ya sabéis, con un delicioso sabor a canela y limón.

Para hacer la Leche merengada necesitamos:

1 litro de leche, la piel de 1 limón, 1 ramita de canela, canela en polvo, 150 gramos de azúcar y 2 claras de huevo.

Elaboración

Pon la leche con el azúcar, la piel de limón y la ramita de canela en un cazo y lleva a ebullición. Cuando empiece a hervir, baja el fuego y deja cocer unos cinco minutos moviendo de vez en cuando con una cuchara de madera. Después deja enfriar. Si quieres tomarla como un vaso de leche normal, guárdala en el frigorífico para que se refresque un poco y ya estará lista.

Para hacer la leche merengada como un sorbete o granizado, cuando la leche se haya enfriado, pásala a un recipiente con tapa hermética, si es metálico mucho mejor, ya que este material enfría más rápido y transmite mejor la temperatura.

Cuando la leche empiece a congelarse, estará cristalizándose, haz como con el Helado de yogur y queso, bátela con una espátula o unas varillas, despegando lo que ya se ha congelado de las paredes del recipiente. Vuelve a introducir en el congelador y deja un rato más.

Cuando la leche merengada esté como un granizado, monta las claras a punto de nieve y añádelas a la leche mezclando bien con las varillas. Vuelve a introducir en el congelador el recipiente con la leche merengada y cuando tenga la textura deseada, ya la puedes servir espolvoreando un poco de canela en polvo en su superficie.

¿Qué pueden hacer los niños?

En el proceso de elaboración de la leche merengada es necesario que los adultos sean los que hagan las cosas que pueden resultar un riesgo para los pequeños, como manipular el fogón y la leche hirviendo, cortar la piel del limón, etc.

Puede ayudarte a colar la leche una vez que está fría, y dependiendo de la edad que tenga tu pequeño, puede utilizar las varillas para montar las claras, seguro que le sorprenderá cómo cambian su estructura.

Cuando sirvas la leche merengada, deja que añada la canela a su gusto y que coloque la cañita en los vasos de toda la familia, será un perfecto anfitrión de una merendola saludable, refrescante y deliciosa.

MÁS ARTÍCULOS EN EL BLOG DE PAPÁS

Refresco nutritivo para niños, leche merengada (0)

No hay ningún comentario aún, ¡Sé el primero en comentar!

TU OPINIÓN SOBRE "Refresco nutritivo para niños, leche merengada"