Estrabismo infantil

estrabismo infantil

Es habitual que los bebés recién nacidos presenten síntomas de estrabismo infantil, pero por lo general es algo que desaparece con el tiempo. Aún así, también existen algunos casos en los que los niños siguen torciendo los ojos según van creciendo.

Por lo general los ojos están alineados en idéntica dirección. Sin embargo, durante los primeros meses es probable que no exista esa alineación de forma transitoria. Lo lógico sería que esto ser resolviera antes de los 6 meses.

En otros casos, el bebé presenta un falso estrabismo, una aparente sensación de que el niño tuerce los ojos, debida a que los tiene muy separados y la nariz es muy chata.

Inmadurez o problema real

En el estrabismo infantil transitorio, el ojo se vira hacia adentro o hacia fuera, jamás hacia arriba ni hacia abajo. Será necesario consultar con el especialista si notáis que el niño tuerce los ojitos.

Éste hará una serie de pruebas para comprobar si efectivamente el motivo es la inmadurez o algún otro problema de mayor importancia, y evidenciará si hay alguna otra alteración. Si existen dudas, o si la situación se alarga más de lo deseable, el niño tendrá que ser derivado al oftalmólogo.

Existen dos pruebas muy simples que valoran la alineación de los ejes visuales:

  • En la del reflejo luminoso, se coloca una luz aproximadamente a unos 40 centímetros de los ojos. En el niño que sufre estrabismo infantil, los reflejos no serán simétricos ni centrados, a diferencia del niño que no padece esta patología.
  • En el del ojo cubierto-descubierto, el niño fija su mirada en un objeto colocado también a unos 40 centímetros. Se le tapa un ojo con la mano y se observa la reacción del otro. Si éste varía de posición, para enfocar el objeto, el niño padece estrabismo. Si al destapar el ojo éste se mueve para enfocar, indica estrabismo en este ojo.El inconveniente de esta prueba es que se necesita la colaboración del niño, y es complicado realizarla antes de los 2 ó 3 años.

El estrabismo debe tratarse de forma temprana, antes de los 6 años, y si es posible antes de los 4.

Tratamiento del estrabismo infantil

El tratamiento en un principio consiste en tapar el ojo sano con un parche para obligar a la visión del otro, además de varios ejercicios para mejorar la musculatura del ojo para evitar así el ojo vago o la ambliopía.

Si esta terapia fracasa, el siguiente paso es recurrir a la cirugía. Si existen trastornos de la refracción como la miopía o la hipermetropía será necesario además ponerle gafas, o en los niños mas mayores lentillas infantiles.

La cirugía se puede realizar en varios músculos del ojo, de uno sólo o de ambos. A veces pueden colocarse inyecciones de toxina botulínica para regular el tono de los músculos oculares, sin tener que ingresar al niño ni ponerle anestesia general. El oftalmólogo será el que os recomiende cuál de las opciones es la mejor para el caso de vuestro hijo.

Vía | www.teknon.es
Vía | familydoctor.org
Foto | chimothy27