inicio Blog de papás Dolor cervical

Dolor cervical

| 15 de mayo de 2009Categorías: Salud

Cervicales en el embarazo

El dolor cervical suele aparecer en el último trimestre del embarazo, se caracteriza por ser un dolor que se localiza en el cuello o en sus proximidades, provocando la dificultad de su movimiento debido a la rigidez y tensión de los músculos del cuello.

El dolor cervical durante el embarazo suele estar asociado a la postura que habitualmente adoptan las futuras mamás, hay que tener en cuenta que la columna vertebral sufre una sobrecarga que provoca la acentuación de la curva que forma la columna, sobrecargando además las distintas vértebras que la forman, lumbares, dorsales, cervicales… La tensión es evidente, pero siempre hay puntos de mayor tensión, además hay que añadir que el comportamiento de los tejidos y órganos del cuerpo contribuyen al dolor.

Durante la gestación, el organismo se hace más voluminoso, aumenta la cantidad de sangre y de fluidos de los tejidos. En el caso de los músculos del cuello, se hacen más voluminosos y reducen la movilidad de la cabeza. Entre la tensión que sufren las vertebras y el aumento de la masa muscular, el dolor cervical es casi inevitable.

Los especialistas además proporcionan otras explicaciones sobre los dolores cervicales, la dificultad de la respiración durante el último trimestre del embarazo también podría propiciar estos dolores, ya que el diafragma sufre la compresión de la voluminosa barriga. Esta situación provocaría la activación de otros mecanismos del organismo para mejorar la respiración, en este caso se activarían los músculos escalenos, tres haces musculares que se dividen en escaleno anterior (músculo que se encuentra en la parte lateral y anterior del cuello), escaleno medio (músculo insertado en las vertebras cervicales 2, 3, 4, 5, 6) y escaleno posterior (músculo insertado en las vertebras cervicales 4, 5 y 6). Generalmente estos músculos no ejercitan su función y el hecho de actuar aumenta la rigidez y debilitan el cuello.

La verdad es que son varios los motivos por los que una futura mamá puede sufrir dolores cervicales, además de los ejemplos mencionados, también se ha de mencionar la opresión que realiza el futuro bebé sobre todo el sistema digestivo, los órganos se acomodan cambiando su ubicación y afectando por tanto a todos los músculos anexos a las vertebras, básicamente es lo que referenciábamos al principio, los dolores cervicales están ligados a la tensión muscular y esta se produce por todos los cambios en el organismo que hemos descrito.

Reducir este problema no resulta complicado, aunque en este caso entra en juego la prevención, controlar el aumento de peso durante el embarazo, realizar gimnasia regularmente para proporcionar elasticidad a los músculos, cumplir con las normas de higiene postural y disfrutar de una dieta sana y equilibrada entre otras cosas, son aspectos que además de mejorar la condición física durante el embarazo, mejoran el desarrollo del feto. Ante un dolor continuo de las cervicales, es importante no tomar ningún medicamento que no haya sido previamente prescrito por el especialista, ya que podrían provocar algún problema en el futuro bebé.

Si estás padeciendo dolor cervical, no dudes en consultar a tu médico para que te dé la mejor solución para aliviarlo.

Más información | MedLinePlus
Foto | Albert Photograf

MÁS ARTÍCULOS EN EL BLOG DE PAPÁS

Dolor cervical (0)

No hay ningún comentario aún, ¡Sé el primero en comentar!

TU OPINIÓN SOBRE "Dolor cervical"