Consejos para educar a gemelos

consejos para educar gemelos

Recibir la noticia de que el embarazo que se está gestando es de gemelos es una de las alegrías más grandes que se puede llevar una mujer, aunque al principio puede dar un poco de vértigo enfrentarse a ello (incluso en algunos casos el parto de gemelos aumenta el riesgo de depresión postparto), poco a poco traerá muchas más alegrías que disgustos y el esfuerzo tendrá su recompensa.

Si embargo, resulta complicado educar a dos personitas que parecen iguales pero que no lo son, por lo que debemos cuidar el modo en el que los tratamos. El parecido físico en los gemelos resultará impresionante, pero nunca hay que olvidar que son seres independientes.

Son seres individuales

Los padres deben tener clara su tarea a la hora de educar a sus hijos gemelos, criarles del mismo modo que si fueran hermanos diferentes, ya que es muy importante que ellos se sientan personas independientes, aunque su unión siempre será especial, la manera de tratarlos debe ser distinta, en función de la personalidad de cada uno.

Todos hemos oído que los hermanos gemelos tienen una conexión especial, que perciben y sienten el dolor del otro como suyo y que sus vidas se desarrollan de forma paralela.

El hecho de que ambos compartan el código genético fomenta que los hermanos tengan gustos muy similares e incluso las mismas enfermedades.

Pues bien, muchos especialistas en genética aseveran que tanto el envejecimiento como la exposición a diferentes factores ambientales, como pueden ser la alimentación o el estilo de vida, hacen que los gemelos se vayan diferenciando tanto su personalidad como en la posibilidad de padecer enfermedades.

Compartir unas características físicas similares y un mismo código genético no es motivo suficiente para decretar esa misma analogía en todos los aspectos de la vida.

Fuertes sentimientos

También es lógico que exista una sintonía afectiva muy fuerte, lo que lleva en ocasiones a que los padres queden apartados de alguna manera en su relación con los hijos.  En muchos casos, para los gemelos, es suficiente tenerse el uno al otro.

Para evitar que esto suceda, y que el único apoyo que necesiten sea entre ellos, es necesario que los padres fortalezcan la relación con los gemelos. Un objetivo que se logrará si, por ejemplo, ambos progenitores realizan cosas con ellos por separado. Mientras el padre baja a comprar con uno de los gemelos, la madre puede ir a limpiar el coche con el otro, por ejemplo.

Los padres tienen que conseguir mantener un equilibrio, ya que las peleas entre gemelos son muy intensas, muchísimo más que entre otro tipo de hermanos. Al igual que el amor también es más intenso.

Vía | www.cosasdebebes.es
Vía | www.crecerfeliz.es
Foto | Jeremy & Susanne