Métodos naturales de fertilidad

Fertilidad femenina

Los métodos naturales de fertilidad son ideales para aquellas mujeres que desean lograr la concepción sin tener que utilizar cualquiera de los métodos artificiales que existen aunque estos últimos serán la opción más acertada en el caso de no poder lograr la concepción.

Hace unos meses se daba a conocer un estudio de la Consulta de Fertilidad del Hospital de la Paz, en el que se indicaba que los métodos naturales de fertilidad lograban alcanzar una efectividad de hasta un 31,4%.

La verdad es que las probabilidades no son reducidas y es interesante tener en cuenta este tipo de métodos como primer planteamiento ante los problemas de concepción, hay que tener en cuenta su efectividad y su reducido coste.

Isabel Valdés de la Colina nos hablaba del estudio e indicaba que los dos métodos más adecuados y más utilizados para lograr el embarazo eran el método Billings y el método Sintotérmico. Gracias a ambos métodos, quienes buscan la concepción pueden conocer cuáles son los días que suelen ser más fértiles y qué modo pueden aprovecharse para lograr la concepción.

El denominado método Billings es utilizado para determinar las fases de fertilidad e infertilidad gracias a la información proporcionada por las secreciones vaginales, se aplican tres normas hasta el momento en el que la mujer empieza a ovular y sirven para reconocer cuál es el día que se presenta máxima fertilidad, la última norma se utiliza para reconocer el día de máxima plenitud.

El método Sintotérmico es utilizado para reconocer qué día es el de máxima fertilidad a través de la información que proporciona la temperatura del organismo de la mujer después de la ovulación. En este método se utiliza un termómetro para poder conocer exactamente la temperatura, ya que una simple variación de unas décimas puede significar el éxito o el fracaso de la fecundación.

Se empieza a controlar la temperatura cuando el periodo menstrual ha finalizado, cada día se deben tomar los valores termales hasta que comience nuevamente el ciclo menstrual, siempre a la misma hora y a ser posible por la mañana. Poco a poco formarás una gráfica, con ella podrás comprobar qué días son los que presentan dos décimas más de temperatura y cuándo estos valores se repiten tres días seguidos. Estos son los días de ovulación y por tanto de máxima fertilidad y mayor posibilidad de concepción.

Recuerda que la medición de la temperatura es más fiable realizarla a través de la boca, ya que en la axila puede presentar ligeras variaciones que no permitirán realizar bien la gráfica.

Cuando no se logra la concepción, los métodos naturales de fertilidad son la opción más adecuada, el especialista te informará sobre el correcto uso de estos métodos. Si no se logra la concepción entonces será necesario recurrir a los métodos de reproducción asistida.

Más información | Vivir mejor
Más información | Organización Mundial del Método de la Ovulación Billings